Muerte del sueño americano

16/11/2017

Hace unas semanas escuché un buen programa de radio de la BBC que trataba sobre los orígenes de la idea del “sueño americano”. Estadounidense. La idea central es que tanto la expresión como el concepto son más modernos de lo que suele creerse. Muchos tienden a ubicarlo con George Washington cruzando el Delaware o en la colonización del Oeste pero es de los felices veinte.

Además de su periódo histórico en el programa discutían la esencia del concepto: si se trata de un sueño de libertad individual, de democracia, de trabajo, de condiciones de vida, de materialismo… También a quién está abierto ya que en gran medida ha sido un sueño “blanco” en el sentido de que ha estado limitado étnicamente.

A mí me parece que el concepto dentro de la cultura sociopolítica estadounidense da para mucho y no soy muy partidario de una definición cerrada y de libro de texto de propaganda como es la que dan a día de hoy en la página de referencia de casi todo el mundo:

The American Dream is a national ethos of the United States, the set of ideals (democracy, rights, liberty, opportunity and equality) in which freedom includes the opportunity for prosperity and success, as well as an upward social mobility for the family and children, achieved through hard work in a society with few barriers. In the definition of the American Dream by James Truslow Adams in 1931, “life should be better and richer and fuller for everyone, with opportunity for each according to ability or achievement” regardless of social class or circumstances of birth.  Library of Congress. American Memory. “What is the American Dream?”, lesson plan.

Será que yo no tengo que convencer a nadie de nada. Siempre fui muy escéptico con esto del “sueño americano”, aunque en general, habiendo vivido en el mundo anglo tantos años tiendo a ideas bastante más liberales que las de la mayoría de los hispanos. También es verdad que no soy lo que podría llamarse un liberal “puro”. No entiendo la dejación del Estado en sanidad ni me parece tolerable que la medicina se convierta en un negocio del que se pueda excluir a los que no tienen. En Estados Unidos hay mucha gente así y esto me parece parte de lo que convierte al sueño en pesadilla.

Hubo un día de hará unos cuatro años en que percibí el American Dream como un fraude mayor que todas las cosas y fue ojeando un informe del Credit Suisse sobre la riqueza en el mundo. Los EEUU eran uno de los países del mundo con mayor riqueza per cápita. En cambio si en lugar de mirar la media se miraba la mediana, resultaba que el español mediano (o sea, de los 46 millones de españoles el que esté en el puesto 23 millones si se ordena a todos por su riqueza) poséia bienes por valor de unos 70.000 dólares; mientras que el estadounidense mediano (de los 300 millones el que esté en el 150 millones o por ahí) tenía unos 50.000 dólares.


Más sobre los irlandeses

07/01/2016
a

Paraje estereotípico

Esto era la segunda parte de “¿Cómo son los irlandeses?” que estaba escribiendo a finales de octubre mientras buscaba su Volkgeist.

————————————————-

Hay un montón de noticias así. Hay un montón de noticias que en otro sitio no serían noticias. Otros ejemplos: La semana pasada se montó un cristo porque a una vieja de noventa años la llevaron a juicio por tener una parabólica que no estaba permitida (parece ser que ahora eso es permisible si ahora se tienen noventa años). Las noticias sobre emigrantes irlandeses en EEUU o Australia también tienen un regusto lacrimal que es casi ofensivo. Al menos para los inmigrantes de otros sitios que hay aquí.

La gente es tan buena que no tiene idea mala: recuerdo que la hija de un ministro murió de cáncer en un hospital del Reino Unido y a nadie se le ocurrió preguntar(se) por qué la tuvo que llevar al Reino Unido; por qué en Irlanda no hay hospitales que ofrezcan esa asistencia o qué podrían hacer quienes no tengan ingresos que les permitan viajar al extranjero para conseguirla…

En un país con tantas carencias, que comienzan por enormes desigualdades que sólo se podrían empezar a corregir con una reforma fiscal de gran calado, los impuestos tienen mala prensa  mientras que todo el mundo practica beneficiencia de algún tipo. Lo cual no hace sino paliar situaciones estructuralmente insostenibles, pero sirve muy bien para la lágrima fácil y el postureo.


Memorias del subdesarrollo

24/07/2015

Esta tarde he estado viendo “Memorias del subdesarrollo”, la conocida y alabada película cubana. A pesar de que es muy fácil de encontrar he tardado varios años en ponerme a hacerlo (ya había oído hablar de ella cuando un amigo me sugirió que le echara un vistazo, allá por septiembre de 2012 – así van los planes ahora). No sé si es buena o no. Me gusta porque el protagonista es un neurótico encerrado en sí mismo con el que creo que es fácil identificarse, pero más allá del strem of conciousness lo que me ha sugerido es lo siguiente: cuánto de lo que Cuba ha acabado siendo parece que podía verse ya desde tan atrás. Y y a la vez: qué lecturas tan diferentes habríamos hecho de esta cinta en las diferentes décadas que han pasado desde su creación. Cinco décadas como la “revolución” aquella. Tan diferente es todo, que incluso los países subdesarrollados han dejado de serlo, gracias al lenguaje inclusivo y falaz tan en boga.

Conecto el título con una noticia de la prensa irlandesa de hoy donde recomiendan modificar las leyes para que quien mate a su cónyuge no pueda heredar sus bienes. Este es el tipo de subdesarrollo que subsite en el país que antes de la crisis era (y acaso siga siendo) el segundo en renta per cápita detrás de Luxemburgo. He pensado que habría que hacer una lista de cosas atrasadas que subsisten por aquí. Quizá una comparación con España para que se vean los veinte años de atraso social que, a pesar del chorro de dinero, lleva la islita esmeralda.

Las comparaciones pueden ser válidas ya que en gran medida el atraso es atribuible al catolicismo palurdo que ha sido ideología hegemónica en ambos países a lo largo del siglo XX. Un ejemplo canónico (quería poner este adjetivo aquí por la gracia) puede ser el divorcio (España 1981, Irlanda 1995). Más triste aún es lo del aborto, dónde aquí aún hay leyes africanas. En cuestiones más banales, por poner un ejemplo, el código postal se acaba de implantar hace unas semanas mientras que en España lleva vigente desde 1984.

La incapacidad de las autoridades fiscales para cobrar los impuestos también me parece bastente tercermundista y lo de la gestión del agua un gran fracaso para un pequeño país donde demasiada gente sólo ideas muy pequeñas. No se imagina el español promedio cómo es un sistema sanitario en el que la atención primaria es totalmente privada y se paga por servicios hospitalarios que allí se considera un derecho no tener que pagar.

Tenemos buenas razones para estar aquí, claro. Pero esas las contaremos otro rato.


Cartel del ébola

22/10/2014
asdfa

Ébola

Esta mañana he acompañado al aeropuerto a unos parientes y al volver a la ciudad he visto que en al autobús han puesto un cartel a propósito del virus del ebola. No parece que contenga demasiada información y lo que entienden por África occidental es una extensión de tierra que supera abundantemente el espacio de los países que se han visto afectados. Lo mejor será que las cosas se queden así, pero si se ponen más feas supongo que estas campañas tendrán que ir mejorando.


Viruela

14/10/2014
Mapa de la erradicación de la viruela por país y década

Mapa de la erradicación de la viruela por país y década

La enfermedad del mes es obviamente el ébola, pero tenía guardado en mi carpeta de cosas publicables un mapa que muestra los países y los colorea en función de la década en la que consiguieron erradicar la viruela. Lo guardé porque me pareció curioso que la erradicación en Irlanda -país en el que resido- fuera tan temprana. A primera vista y aproximadamente se podría decir que la década de erradicación se correspondía bastante con el nivel de desarrollo económico.

Por otra parte no es la única variable, parece que hasta cierto punto el clima frío contribuye (países nórdicos e Islandia los primeros) aunque sea en menor medida que la economía (Europa oriental es tan fría o más como Europa central y sin embargo la viruela desaparece primero en Mitteleuropa). También el el aislamiento parece una variable importante que favorece a Irlanda, así como a Australia, Nueva Zelanda y ¡Madagascar!.

Quizá lo que más sorprende es la pronta eliminación en algunos países centroamericanos. Voy a decir que parece que también el tamaño del pais influye y que esto ha podido ayudar a Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Taiwán, Surinam, Jordania … y ¡Bután!

En un resumen que no sé si tiene algo de sentido: me parece que cuanto más nórdico, industrial, insular y pequeño sea un país más probable es que haya erradicado la viruela con anterioridad.


El doctor de la vista

24/09/2014
Frisby Stereo Test

Frisby Stereo Test

Como la mayoría de los españoles que viven por aquí, intento tener el mínimo contacto con el sistema sanitario irlandés, que en general me parece de peor calidad y más caro para el dinero que uno lleva en el bolsillo que el español. Me resultan simpáticas las protestas de allí abajo cuando se sugiere pagar un euro por receta. En Irlanda uno paga por las visitas al médico entre 50€ y 60€ y el estado no cubre nada del coste de las medicinas, que son tres veces más caras que en España (al menos los antibióticos corrientes). Pero en fín, como digo he ido sólo dos veces en más de una década, así que no me puedo quejar.

Algunas cosas en cambio me sorprenden por su nivel de eficiencia. En general todo lo relativo a los embarazos (aunque también haya que pagar entre 900€ y 6.000€ al hospital en función del tipo de atención y parto que se escoja) y luego el seguimiento de la salud de los niños desde que son bebés (entendida en sentido muy amplio, incluyendo alimentación, vacunas, desarrollo y las típicas dudas de los padres). Por ejemplo, los miércoles podemos acercarnos sin previo aviso a un centro que hay a diez  minutos de casa a preguntar cualquier cosa a unas “enfermeras públicas” (se llaman así, public nurses) . Como digo, todo esto me ha parecido muy eficiente y de calidad.

Otro ejemplo: hace unas semanas nos enviaron una carta para una cita con el oftalmólogo que no habíamos pedido y creíamos que era un chequeo ordinario. En cambio, cuando llegué allí con la niña, la doctora me dijo que la enfermera pública le había escrito porque creía que había notado algo raro. Me llama la atención que nos dieran una cita para sólo tres semanas después para algo que ni siquiera habíamos pedido cuando a un conocido le detectaron un cáncer hace años y le hicieron esperar para iniciar el tratamiento muchas más semanas de lo que cualquiera entiende que pude ser aconsejable.

Total que nos pusimos a hacer unas pruebas. Yo estaba intrigado con la idea de qué tipo de pruebas se pueden hacer a niños pequeños que ni conocen las letras ni apenas pueden hablar. Sin embargo estaba todo muy bien diseñado. Primero, mirar varias imágines en las caras de un dado, cosas fáciles que los nenes pueden reconocer: animales, una casita, un balón. Luego algo parecido con siluetas fáciles (una casa, un pato, una manzana) a diferentes distancias. En cambio hubo una prueba que me sorprendió por su dificultad. Por lo que veo, se llama Frisby Stereo Test y son unas manchas en los cuatro cuadrantes de un cristal, una de las cuales da la sensación de una pelota en tres dimensiones. Incluso a mí me costaba verlo, pero los niños desde muy pequeños son capaces de entender las instrucciones y visualizar el balón. Me pareció muy sorprendente.

Y ahora el sempiterno estudiante de inglés les da un consejo. En los diccionarios verán las palabras oculist y oftalmologist, que ya conocen del español. No les recomiendo que las usen con la gente de la calle ya que al igual que muchas otras palabras grecolatinas que en castellano tenemos totalmente asimiladas, en inglés son cultísimas. “Eye doctor” les hace el servicio y les evita resultar pedantes. Los eye doctors atienden en las eye clinics, obviamente.