Postal del Japón

10/12/2017

Postal sobre cuadro

El miércoles llegó una bonita postal del Japón. De momento la he puesto encima de un cuadro que hay en el salón de mi casa y que muestra la misma imagen: el archiconocido Fuji rojo de las 36 estampas de Hokusai. Lo de tener el cuadro en lugar señero ya sería toda una declaración de que es una obra de arte que nos gusta de verdad. Lo espectacular es que ese mismo cuadro lo tenemos dos veces. Y ahora con la postal, tres.

Es posible que Hokusai sea una de las formas más sencillas de aproximarse al arte japonés. Cuando estuvimos en Japón tuve mucho interés en fotografiarme ante una de las muestras de la ola y de comprarme una taza que aún conservo. Incluso en este año 2017 he estado aquí en Dublín en una exposición entre cuyas piezas se encontraba una miniatura del maestro nipón, el monte Ashi visto desde las orillas del lago Hakone que otrora surcáramos en barco pirata.

No es la primera vez que recibo una postal de Japón, ni siquiera la primera vez que recibo una que represente una xilografía de Hokusai. Es la primera que recibo que hace mención a interesantes expresiones de la cultura japonesa que me alegro de que mi mujer (que es la que suele recoger el correo) desconozca, o bien que no tenga la paciencia de descifrar la caligrafía hispana. Así que omitiré el contenido y pasare a la filatelia.

¿Ginza 21-XI-17?

Según leo en una página especializada, el sello de 70 yenes es la mitad superior de otro junto con el cual compone una imagen, no de Hokusai sino del otro, de Hirosighe, que en conjunto muestra las flores que vemos y un ave que on está. Aunque andemos mal de hiragana y katakana podemos ver que conmemora la International Letter-Writing Week,  que se lleva celebrando desde 1958 “con el objetivo de contribuir a la paz mundial incentivando el intercambio cultural entre la gente del mundo a través de la escritura epistolar”.

Le leí a uno que decía que el día del juicio final hablaría muy bien de todos los amigos que hayan seguido mandado postales. Aquí también bancamos duro esa idea.

Anuncios

Araos aliblancos

19/05/2017

Las aves en el muelle del Liffey.

El viernes pasado fuimos de paseo hasta donde empieza el espigón sur del puerto de Dublín, adonde haría unos seis años que no llegaba. Antes de salir de la ciudad nos encontramos dos araos junto al río. Existen cinco subespecies del arao aliblanco, cuyo nombre científico es cepphus grylle. La que puede encontrarse en Irlanda parece ser la ártica. Abundante en Groenlandia, Islandia y el Báltico su hábitat alcanza las islas Británicas pero es raro encontrarla más al sur.

Arao aliblanco x 2

A mí me parece que arao es una derivación rara de la palabra latina uria que aún se usa en italiano (me parece que esa clase de u inicial se suelen convertir en o en castellano). En inglés se le llama black guillemot, sustantivo francés que viene de Guillermo. Si lo vuelvo a encontrar en invierno lo más probable es que no lo reconozca. Torpe que es uno y lo que el plumaje le cambia hasta quedar en el colorido de una gaviota, como puede verse en el sello groenlandés de 1989.


Caligrafía de Macao

25/04/2017

Largo del Senado (Macao)

El Embajador ha vuelto a acercarse a la antigua colonia portuguesa y ha conseguido enviarme idéntico modelo de postal a la de 2010. Así no tengo ni que escanearla. Está recorriendo de nuevo los lugares de su peripecia sinológica antes de volverse para este lado de Eurasia, donde será muy bienvenido.

Caligrafía

Nos dice en sus líneas que lo que pone en los sellos es “caligrafía”, pero como he visto que eso indicaban las letras latinas  del lateral en portugués se me ha ocurrido que a lo mejor era una serie sobre caligrafía en la que aparecían diferentes ideogramas y me he frotado las manos pensando en la posibilidad de corregirle, pero no ha podido ser: 書法 se dice Shūfǎ (no sé por qué no me queda sobre la “a” el diacrítico del tercer tono), que quiere decir caligrafía. El primer ideograma es un dolor y, simplificada, la palabra quedaría 书法.

 

 


Más sellos de la India

25/01/2017

Sellos de la India (2008)

Hoy me ha llegado al trabajo un sobre de la India. Como era un documento juríco para modificar un contrato pesaba bastante y venía con mucho franqueo. He recortado los sellos y me los quedo para mí: me servirán como marcador en algún libro.

Tres tipos de sellos de la serie Builders of Modern India, emitida en 2008:

  • 2.000 rupias la monja albanesa, premio Nobel de la Paz y santa en ciernes.
  • 1.000 rupias, el físico C. V. Raman
  • 400 rupias, Homi Jehangir Bhabha, padre de la bomba nuclear india.

C. V. Raman se dedico entre otras cosas a entender la dispersión de la luz y buscaré una forma de añadir su nombre a “por la dispersión Rayleigh”, que es la respuesta que quiero dar a todos los niños que me pregunten por qué el cielo es azul.

Por retazos de biografía de la ínclita que he leído en fuentes no hagiográficas es posible que Teresa de Calcuta sea el personaje público más sobrevalorado en este planeta en las últimas décadas.

Por contraste, resulta curioso (y lo pensaba el otro día a propósito de Edward Teller), qué poco conocidos son los nombres de quienes han plantado la semilla de lo que tarde o temprano resultará en el mayor cataclismo que ha conocido la Humanidad: Homi J. Bhabha es otro de ellos.

Al final es que no queremos saber nada de las cosas malas ni de las que nos cuesta entender, y las que creemos que entendemos las ponemos de color de rosa para que no nos generen ninguna disonancia cognitiva.

 


Snoopy y las flores

23/12/2016
Carlitos Brown y su familia

Carlitos Brown y su familia

Nos sigue llegando alguna felicitación navideña, lo cual no está nada mal ya que nosotros no enviamos ninguna y quizá deberíamos pero nos falta constancia. La que hoy nos ha llegado de Alemania y que no he abierto viene en un sobre protagonizado por el perro Snoopy, una tira cómica que nunca me pareció nada graciosa. Creo que esto es porque la comparaba con mi adorable Mafalda y me resultaba muy inferior. Un asunto que hemos comentado en el trabajo en esas conversaciones cosmopolitas que salen es que Mafalda tiene éxito en las lenguas latinas y aparte de en el mundo hispánico es conocida en Francia, Italia y Portugal y en cambio no parece funcionar bien en el germánico-anglosajón, donde prefieren al chucho este. Ellos sabrán.

Flores alemanas

Flores alemanas

El sector filatélico nos trae una serie con las siguientes flores:

  • Schokoladen-Kosmee – Cosmos atrosanguineus – Cosmos encarnado (México)
  • Tränende Herz – Lamprocapnos spectabilis – Corazón lacrimoso (Japón)
  • Goldmohn – Eschscholzia californica – Amapola de California (EEUU, México)

El cosmos se exinguió en su estado silvestre (esta resulta una frase curiosa omitiendo el contexto anterior) y mal que bien se ha ido reproduciendo a partir de una flor.

No estoy muy seguro de cual es el mejor nombre español para el lamprocapnos y he traducido el alemán por aproximación.

Dice la wikipedia que la amapola californiana tiene otros nombres como campanilla, dedal de oro, escholtzia, rasete, raso y fernando.

 


Postal de San Diego

20/06/2016
La Jolla es una joya

La Jolla es una joya

Nos ha llegado una bonita postal de los EEUU, concretamente de San Diego (California). He tratado de averiguar por qué se llama San Diego en vez de Santiago, ya que entendía que hay muchos nombres que son el mismo (Diego, Jacobo, Jaime, Yago) y que provienen de aquel apostol. Al parecer muchos siglos después hubo un san Diego de Alcalá (de Henares) [1400 – 1463] que es aquel en quien  los españoles pensaron para nombrar la población.

La otra cosa que quería saber es si La Jolla debería ser La Joya como Mallorca habría debido ser Mayorca y por lo que veo no se sabe, pero parece que no. Creo que en San Diego está uno de los mejores zoológicos del mundo, y estoy dispuesto a comprobar algún día si hay alguno que supere al de Hanóver. Una vez vi una película muy mala que tenía como escenario San Diego.

La Luna

La Luna

Al dorso un bonito sello estadounidense. Al verlo el color me ha hecho creer que se trataba del mapa de Plutón que fue uno de los hitos científicos de 2015, pero no, es la luna lunera, que a mí me resulta bastante más pálida, pero bien está.

Enviarme postales en un modo de asegurarse de que no dejo de escribir alguna nota por aquí de vez en cuando. Es una causa de cierta importancia y lo agradezco de verdad: recibir un billete de veinte euros no me alegraría tanto.


Tiburón peregrino

17/04/2015
Sello irlandés

Sello irlandés

Cuando abre la boca para filtrar agua, el tiburón peregrino (Cetorhinus maximus) parece un avión de carga Antonov o casi un hangar.

Es un animal enorme. No es que haya visto ninguno vivo, pero en Dublín hay uno colgado del techo en el Museo de Historia Natural y ése lo tengo más que visto. El estado de conservación del especimen es un poco lamentable, con una taxidermia que se parece que se va a caer a trozos en cualquier momento.

Me llegó una carta con un sello en el que aparecía el bicho. Me llama la atención el contraste entre los adjetivos en inglés y en español. Mientras que “peregrino” implica un largo viaje basking sugiere la inmovilidad de disfrutar al sol sin hacer nada.