Tolerancia y postureo

19/03/2018

Un colega envía esto por whatsapp

Voy a aprovechar este gráfico para criticar a Podemos 🙂

Más concretamente a Inmaculada Colau, que me cae especialmente mal, jeje.

Anda que cuando salió en la tele “confesando” su rollo bollo no sabía que apostaba a caballo ganador…

Natural, es un tema que excita a grandes contingentes tanto de hombres como de mujeres.

La peña vendiendo la moto de que España es tolerante con la diversidad sexual, jeje.

Viene el contraejemplo.

Sal tú diciendo que te has tirado a cuatro compañeras del trabajo.

Es el contraejemplo porque aquí te van a odiar tanto hombres como mujeres.

Y van a tolerar tu diversidad sexual un huevo.

Jajajaja.

13-01-2018

Anuncios

Tolerancia

28/04/2010

Gracias a uno de mis blogs favoritos, me he encontrado con un fragmento de Robin Hanson sobre la tolerancia que me recuerda a una antigua discusión.

“Tolerancia” es una palabra de moda y de buen rollo en nuestra sociedad, pero me temo que la gente ha olvidado lo que significa.  Mucha gente se siente orgullosa de su “tolerancia” hacia los homosexuales, las mujeres que trabajan fuera de casa, los monjes tibetanos y su fantástico atuendo anaranjado o con que los negros se sienten en la parte delantera del autobús.  Realmente, lo que transmiten es que consideran que esas actividades son completamente adecuadas en su sociedad, y que no se molestan lo más mínimo por ellas.  Sin embargo, esto no es “tolerancia.”

“Tolerancia” es lo que se produce cuando uno tolera cosas que de verdad le molestan.

Lo que me parece interesante es la idea de que la tolerancia no ha aumentado en la sociedad, sino que en realidad sólo  se ha incrementado la cantidad y gama de conductas e identidades que se consideran aceptables.

Hace poco comentaba con un amigo la desafortunada expresión “tolerancia cero”, que utilizan los que se creen tan guays como la misma idea moderna de tolerancia. Ccomo ellos no pueden ser intolerantes, ni siquiera con los abusos, los delitos o el crimen, lo que hacen es aplicar “tolerancia cero” a esas conductas, porque así pueden permitirse el lujo de hacer lo que se debe ante ellas y seguir siendo tolerantes todo el tiempo. Qué maravilla.