Hugh Lane Gallery (5)

02/06/2017

Robert Ballagh: Third of May – After Goya (1970)

El punto en el que había dejado la lectura de los Episodios Nacionales me viene de perlas para recordar que hace un par de semanas llevé a mis viejos a la Hugh Lane, más que nada porque queda muy a mano y porque tenía interés en mostrarles la curiosidad que es el estudio se supone que intacto de Bacon.

Entre varias cosas cuyo valor me parece bastante discutible hay en una de las salas de arte moderno una reinterpretación de los fusilamientos del 3 de mayo, relizada a cuento de la situación en Irlanda del Norte a principios de los años setenta. Supongo que es un cuadro universal que a todo el mundo de un cierto nivel cultural  le suena y debería evocarle algo. Poquitos españoles habrá que vean el Ballagh y no piensen inmediatamente en Goya. No quisiera sorprenderme.

Anuncios

Hugh Lane Gallery (4)

17/03/2016
1

1

Hoy día de san Patricio, patrón de Irlanda y de Murcia estoy pasando el día en casa a la espera de que las hordas de borrachones gringos abandonen la ciudad. He salido esta mañana hasta la Casa de Aduanas, pero abrumado por la muchedumbre he decidido regresar a lugar seguro.

2

2

Aprovecho para colgar unas fotos de la última vez que estuve en la Hugh Lane Gallery, allá por enero. Desde el vestíbulo principal se accede a una sala obscura en la que hay expuestas unas vidrieras de Harry Clarke, de quien uno nunca había oído hablar aunque tras la visita he visto otra obras suyas en los almacenes de Collins Barracks y numerosos libros sobre él en las librerías de los diversos museos. Según parece su obra sigue siendo muy apreciada en Irlanda.

3

3

Al menos, trabajar con el vidrio requiere cierta habilidad que quienes trabajan sobre el lienzo no deben demostrar. Precisamente he leído que esta semana habían robado en Madrid obras de Francis Bacon, que también tiene cosas expuestas en la Hugh Lane. Hace falta mal gusto, aunque el dinero sea el dinero. También suele ser mal gusto el gusto por el dinero. A lo que iba es que mientras que para hacerse pasar por poeta o pintor sólo hace falta una pluma o pincel, es muy difícil engañar como maestro vidriero.

4

4

Los motivos de la obra de Clark suelen ser religiosos o ilustraciones de relatos. De entre las obras que hay en esa sala oscura la más destacada es la de La víspera de santa Inés, que ilustra un poema de Keats (3). Según leo, la vidriera del café Bewleys de Grafton st también es suya. Ya os llevaré a desayunar huevos y salchichas si hay ocasión.

5

5


Liebres dublinesas

06/03/2016
dublin-irlanda-chq-liebres-01

Liebre hípster

dublin-irlanda-chq-liebres-02

Liebre tigre celta

dublin-irlanda-chq-liebres-03

A lo largo del Liffey

dublin-irlanda-chq-liebres-04

A caballo

dublin-irlanda-chq-liebres-05

Más liebres

dublin-irlanda-chq-liebres-06

Liebre Joyce

dublin-irlanda-chq-liebres-07

Pergamino celta

dublin-irlanda-chq-liebres-08

¿Australia?

dublin-irlanda-chq-liebres-09

Mixomatosis

dublin-irlanda-chq-liebres-10

Tipografía céltica

dublin-irlanda-chq-liebres-11

Plaga

dublin-irlanda-chq-liebres-12

Los Beatles

dublin-irlanda-chq-liebres-13

Firmamento

dublin-irlanda-chq-liebres-14

Hilera

dublin-irlanda-chq-liebres-15

Las liebres al sol

Hoy nos hemos encontrado con una exposición basada en una multitud o plaga de liebres. Estas esculturas han estado en diversos puntos de la ciudad y ahora se acumulan en el CHQ. Es al menos la tercera vez que veo algo parecido. Recuerdo por lo menos otras dos ocasiones, en los que los objetos a decorar eran huevos y cerdos. Me parece que la dinámica de este negocio es entregar las piezas en blanco a diferentes artistas que luego las decoran cada cual según su estilo y criterio. Más tarde hay subastas para que quien quiera poseer uno de estos objetos pueda aflojar la lana a la que su orgullo le obligue. Me sorprende dos veces la misma cosa: que haya tantos artistas que puedan hacer el trabajo de decorar estos animales y que haya tanta gente con el dinero, el espacio y el interés de comprarlos. Me ha parecido que eran más de doscientas.


Arte y vino etiope

05/03/2016
Cartel

Cartel (septiembre 2015)

Hace unos meses Carlos me llevó a una exposición de arte etíope. Él estuvo en Etiopía hace años. La organizaba una asociación benéfica y la visita me permitió conocer el renovado Smock Alley Theatre. Uno no sabe nada de arte ni lo compra, pero para lo bonitos que me parecieron muchos de los cuadros los precios me parecían económicos. Lo injusto es quizá que los cuadros feos costaran igual.

Caras

Caras

Rostros

Rostros

Sede

Salón

Serie

Serie

Arte

Arte

No sé el valor que pueden tener las obras, ni si se trata de un arte muy elaborado o piezas que se producen como churros. El caso es que hay una pequeña comunidad de etíopes en Irlanda que organizaba el asunto. Me dieron un tebeo bilingüe (inglés-amárico) para niños que todavía debe de andar por casa y me enteré de que en Etiopía también se producen vinos. Con la exportación de los conocimientos y el calentamiento del planeta puede que dentro de poco se produzca incluso aquí.

Folleto en amhárico

Folleto en amárico

Vino

Vino


La muerte y el gluten

01/03/2016
z

“Crucifixión”, Giovanni di Paolo di Grazia (s. XV)

Recuerdo por conversaciones que se produjeron en mi empleo anterior que a mis compañeras irlandesas les producía un enorme desasosiego el hablarle a sus hijos -niños de unos ocho o diez años de edad- del sexo y de las cosas de la vida.

Como en ese sentido recibí una educación bastante liberal ni sufro este problema ni casi soy capaz de entenderlo como tal. En cambio, sí que me causa cierta desazón la perspectiva de descubrir a los niños no ya las cosas de la vida sino las de la muerte. También será verdad que hay una edad para cada cosa.

Se me está ocurriendo que educando a los hijos la sexualidad tiene una narrativa difícil para los creyentes y la muerte una más sencilla, mientras que para los ateos ocurre en cierto modo lo contrario. No creo que haya una respuesta a cuál es la mejor edad para hablarles a los niños de la muerte. Uno aprovecha su natural tendencia a la procrastinación. En la Galería Nacional y frente a la Crucifixión de Juan de Pablo de Gracia se me dio la siguiente conversación:

– Papá ,¿qué hace él?

– Parece que está durmiendo. [aprovechando la bidimensionalidad de la imagen]

– ¿Qué tiene en sus manos?

– Son pinchos, pegs como esas con las que tú juegas.

– Tiene sangre… se le va a salir el gluten.

Y a otra cosa, mariposa. Misión cumplida. Por cierto, que esto del gluten se le ha ido la gente de las manos. Y los niños, ya se sabe, lo que oyen en casa.


Hijos de alguien

04/01/2016
Instalación

Instalación

HIJO DE ALGUIEN

En eterno recuerdo

Se eligió este espacio público para hacer visibles a aquellos niños irlandeses que un cruel estado católico hizo desaparecer. Con nombres y placas de ataúd queremos invocarlos para que vuelvan al presente – desde zanjas y fosas encharcadas de Tuam a Castlepollard, de Sean Ross a Bessborough – los bebés y niños enterrados entre los muertos de noche, sin sacerdote ni clérigo ni ritual, ni una madre a su lado.
Toda criatura viviente merece ser llorada, merece las ceremonias que dan valor a su existencia. Hoy en este lugar recordamos la grave injusticia que recayó sobre estos niños, que tuvieron el infortunio de ser alienados hasta el punto de que les fueran denegados los ritos que normalmente ofrece una sociedad decente.
Estamos aquí en pie, no a hombros de gigantes ni habiendo realizado obras extraordinarias sino lamentando que a estos niños no se les concediera el amor y la ternura ni en la hora de su nacimiento ni en la de su muerte.
Mientras sigan ocultos en lugares prohibidos protegidos por las autoridades que continúan negando un final a los vivos y a los muertos habrá quien los eche de menos.
Nuestro compromiso eterno es recordar a estos niños como niños de nuestra propia sangre. Nuestros propios hermanos. Familia.


Hugh Lane Gallery (3)

02/01/2016
Paisaje marino

Vista marina

En mi paseo del otro día por la Hugh Lane Gallery me encontré con un nombre que me resultaba conocido: Mesdag. Creo que he tenido que ver en la descripción del cuadro la mención a la Escuela de La Haya para conectar al autor, Hendrik Willem Mesdag, con el Panorama Mesdag, una de las cosas interesantes que se pueden ver en la ciudad. A mí al menos me gustó mucho. Después de aquel sólo he visto otro ciclorama: el Panorama de la batalla de Racławicke, en Breslavia, que en mi memoria era incluso mejor que el neerlandés, aunque entiendo que en un mundo con las posibilidades que nos ofrece el actual el interés por este tipo de expresión artística haya decaído.

El cuadro de Mesdag que hay aquí en Dublín se llama “Seascape“. Diremos “Vista marina” ya que me parece que la palabra “paisaje” tiene el mismo problema que landscape, que es que país, como land,  implica hasta cierto punto tierra firme.