Buzón georgiano

14/11/2017

Lo del microfilm es para quitar el brillo de un coche

El año pasado les mostré un buzón situado en la céntrica calle dublinesa que llevaba a la abadía de Santa María (Abbey st) y que seguramente lleva allí desde el reinado de Eduardo VII (1901-1919). Hoy traigo uno que se encuentra frente a la estación del ferrocarril de Greystones (condado de Wicklow), al sur de la capital y que se corresponde con el reinado de su hijo Jorge V (1910-1936). Es una lástima que no esté operativo y un bello gesto que no se retire de la calle y permanezca junto al buzón que lo sustituye. El periodo histórico o reinado se puede saber las letras GR que aparecen bajo la corona.

He encontrado un breve en el que explican qué letras llevan los buzones viejos en la isla vecina.

  • VR post box – Queen Victoria (postbox put up between 1853-1901)
  • ER VII post box – Edward VII (postbox put up between 1901-1910)
  • GR post box – George V (postbox put up between 1910-1936)
  • ER VIII post box – Edward VIII (postbox put up between 20 January 1936 – 11 December 1936 before he abdicated the throne to marry Wallis Simpson)
  • GR VI post box – George VI (aka Bertie from the King’s Speech: postbox put up between 1936-1952)
  • ER II post box – Elizabeth II (postbox put up between 1952-recently)

Me he permitido titular “buzón georgiano” aunque el 99% de las veces que uno lea este adjetivo con relación a Dublín se referira a un período bastante anterior: el del los cuatro primeros reyes llamados Jorge, que reinaron consecutivamente durante casi todo el siglo XVIII y el primer tercio del XIX

  • Jorge I    (1714 – 1727)
  • Jorge II   (1727 – 1760)
  • Jorge III (1760 – 1820)
  • Jorge IV  (1820 – 1830)

Alguna vez me he preguntado si no sería útil decir jorgiano para evitar la ambigüedad, pero el adjetivo “georgiano” está correctamente formado. Para que se vea el salto de ochenta años hasta el quinto rey Jorge sigo con la lista de monarcas, que también servirá para contar lo siguiente:

  • Guillermo IV (1830 – 1837)
  • Victoria (1837-1901)
  • Eduardo VII (1901 – 1910)
  • Jorge V (1910 – 1936)
  • Eduardo VIII (1936)
  • Jorge VI (1936 – 1952)
  • Isabel II (1952 – )

Y ahora al lío. En teoría los buzones con GR son los últimos de la monarquía británica en Irlanda, ya que en 1922 se pintaron de verde (originalmente eran rojos) y el Estado Libre Irlandés comenzó a poner los suyos, que según compruebo en una página de historia postal irlandesa, se seguían haciendo en Londres y posiblemente por ello seguían incluyendo las iniciales reales (acaso el mismo molde), aunque también les ponían las letras S y É de Saorstát Éireann (Librestado irlandés). Creo yo que ni buzones del efímero Eduardo VIII ni de Jorge VI habrá habido en la Irlanda postindependencia, así que me centraré en traer uno de la reina Victoria la próxima vez.

La segunda parte del lío es que con la independencia no acaba la monarquía, sino que el Estado Libre pasó a ser una de esas entidades pseudobritánicas como las que tienen ahora en la Commonwealth. Una entidad cuya naturaleza precisa se sigue discutiendo hasta el punto de que no se sabe a ciencia cierta quién fue el Jefe de Estado entre 1936 y la proclamación de la república en 1949. En aquel momento el mundo estaba a otras cosas de mayor importancia que la teoría constitucional y creo que un efecto práctico es que ya no tenemos buzones británicos posteriores.

 

Anuncios

Arquitectura neerlandesa en Dublín

11/11/2017

Restos de la muralla y edificio de viviendas

El año pasado comenté algo sobre los restos que quedan de la muralla medieval de Dublín. Es algo que me ha interesado sólo muy recientemente, desde que hace algo más de dos años mi oficina se trasladó al barrio conocido como The Liberties, que tiene fama de cierta marginalidad aunque una historia muy interesante y que los turistas sólo recorren de pasada camino del museo de la Guinness.

Hace dos meses nos mudamos y ahora llego al trabajo desde St Stephen Green por otras rutas que intento variar para que se me haga más ameno. Ayer he subido por la calle del cordero (obviamente Lamb st), que sigue el curso de lo que fue la muralla y me he percatado de un detalle.

Arriba

Estas viviendas están colocadas sobre lo que parece un homenaje a la antigua muralla, pero en su parte alta se observan ciertas siluetas que traen reminiscencias de Holanda.

Creo que estas viviendas son una construcción relativamente moderna que hasta cierto punto homenajea a la muralla pretérita y a cierto tipo de construcción llamada Dutch Billy muy habitual en el Dublín del siglo XVIII, antes de la expansión del estilo georgiano (de los Jorges I al IV, no de Georgia) que ahora es seña de identidad de la capital. Una vez leí un artículo sobre este tipo de casas al gusto holandés y creo que no estaba claro si lo de Billy venía por Guillermo de Orange.

Aunque en peligro de extinción todavía subsisten algunas de las Dutch Billies originales. Otras han perdido su forma originar alcanzando la cuadratura mediante las convenientes reformas. A uno que además de en el solar patrio sólo ha vivido en los Países Bajos e Irlanda este rasgo arquitectónico le parece una interesante conexión.


Falsos amigos: aspersión – aspersion

22/06/2017

Como mis lectores habituales sabrán llevo en Irlanda la mayor parte de las dos últimas décadas. Algunas de las notas que dejo aquí son las cosas de la lengua inglesa que sigo aprendiendo. La ignorancia por resolver es mucha, así que me he especializado en coleccionar falsos amigos.

A veces me sorprende descubrir algo que me parece improbable no haber oído con anterioridad. Por ejemplo, yo sé que el aspersor que riega el césped de un jardín se llama en inglés sprinkler (también los aparatos que hay en el techo y que pueden hacen parecido en caso de incendio) y que el verbo to sprinkle significa rociar.

En cambio, nunca me había planteado si la palabra de origen latino “aspersion” existía en inglés. Y existe. En una noticia irlandesa de ayer acusaban al jefe de la oposición parlamentaria de hacerle algo malo a otra persona: casting aspersions. Casting aquí es lanzar o arrojar, para lo demás, diccionario:

aspersion

usually aspersions
An attack on the reputation or integrity of someone or something.

Origin
Late Middle English (denoting the sprinkling of water, especially at baptism): from Latin aspersio(n-), from aspergere.

Comprobando si el sentido de atacar la reputación o integridad de alguien existe en español (y la respuesta es que no) me entero de que si aspersión es el nombre, asperjar es el verbo. Enhorabuena a los que ya lo supieran porque creo que yo no lo había oído en mi vida. Cómo no voy a seguir aprendiendo inglés después de dos décadas en Irlanda si sigo aprendiendo el castellano después de más de cuatro.

Asperjar es rociar con agua, sea natural o bendita (hisopear es otro verbo curioso), pero ni calumniar ni difamar, aunque se podría construír un “salpicar con infamias” para una traducción en la que fuera necesario mantener el doble sentido.

Para lo que es mi colección este es un hallazgo bastante notable.


Hugh Lane Gallery (5)

02/06/2017

Robert Ballagh: Third of May – After Goya (1970)

El punto en el que había dejado la lectura de los Episodios Nacionales me viene de perlas para recordar que hace un par de semanas llevé a mis viejos a la Hugh Lane, más que nada porque queda muy a mano y porque tenía interés en mostrarles la curiosidad que es el estudio se supone que intacto de Bacon.

Entre varias cosas cuyo valor me parece bastante discutible hay en una de las salas de arte moderno una reinterpretación de los fusilamientos del 3 de mayo, relizada a cuento de la situación en Irlanda del Norte a principios de los años setenta. Supongo que es un cuadro universal que a todo el mundo de un cierto nivel cultural  le suena y debería evocarle algo. Poquitos españoles habrá que vean el Ballagh y no piensen inmediatamente en Goya. No quisiera sorprenderme.


Una incineradora

30/05/2017

Planta incineradora más estilizada de lo que uno pensaría

Hace unas semanas vinieron los abuelos de visita y por echarle una mano al viejo en sus diez o veinte mil pasos diarios me lo llevé de paseo por la zona portuaria hasta sórdidos desiertos postindustriales. Hacía bastantes años que no me acercaba a las chimeneas de Poolbeg y creo que es el modo en que la peste de la depuradora se me quedó grabado en la memoria olfativa la última vez lo que me ha impedido volver hasta ahora. Al menos en esta ocasión no hedía como la anterior. Luego, de entre todas las cosas del mundo, a mi señor padre le pareció una buena idea que le hiciera una foto frente a una incineradora nueva y reluciente que, tras años construyéndose, dentro de unas pocas semanas iniciará su labor. Es fascinante el modo en que el mundo mecánico fascina a los hombres de la generación anterior: mirar las zanjas de las obras desde las vallas, los vagones de los trenes acoplándose, una fábrica de cualquier cosa trabajando a pleno rendimiento y una incineradora por qué no.


Araos aliblancos

19/05/2017

Las aves en el muelle del Liffey.

El viernes pasado fuimos de paseo hasta donde empieza el espigón sur del puerto de Dublín, adonde haría unos seis años que no llegaba. Antes de salir de la ciudad nos encontramos dos araos junto al río. Existen cinco subespecies del arao aliblanco, cuyo nombre científico es cepphus grylle. La que puede encontrarse en Irlanda parece ser la ártica. Abundante en Groenlandia, Islandia y el Báltico su hábitat alcanza las islas Británicas pero es raro encontrarla más al sur.

Arao aliblanco x 2

A mí me parece que arao es una derivación rara de la palabra latina uria que aún se usa en italiano (me parece que esa clase de u inicial se suelen convertir en o en castellano). En inglés se le llama black guillemot, sustantivo francés que viene de Guillermo. Si lo vuelvo a encontrar en invierno lo más probable es que no lo reconozca. Torpe que es uno y lo que el plumaje le cambia hasta quedar en el colorido de una gaviota, como puede verse en el sello groenlandés de 1989.


La cultura de las islas Británicas, sección rezos parlamentarios

05/05/2017

La democracia irlandesa

Voy a poner en conexión un fragmento del penúltimo libro que hemos leído con una noticia de hoy. Una de las teorías que explican por qué Irlanda ha sido una democracia desde la independencia en los años veinte hasta hoy se llama “teoría tutelar británica“. Es de tipo tradicionalista-institucionalista y destaca la imporancia del legado británico:

El sistema político mayoritario del Estado Libre Irlandés tenía sus orígenes en el common law inglés. Según los términos del Tratado angloirlandés de 1921 todas las decisiones jurídicas existentes con anterioridad seguían siendo válidas. El grueso de los funcionarios formaba parte de la administración desde antes de la independencia y estableció las normas y procedimientos de Whitehall. Después de 1922 la naturaleza británica de las prácticas políticas irlandesas en lo relativo a convenciones constitucionales, toma de decisiones y competición entre los partidos se hizo aún más pronunciada. En Westminster había habido diputados irlandeses desde 1801 y las elecciones habían sido acontecimientos populares de la vida irlandesa desde 1820. La democratización fue gradual y como coincidió con la sustitución del irlandés por el inglés como lengua de masas, el sistema británico se “internalizó”.

Bill Kissane, Explaining Irish Democracy, UCD Press 2002; trad. alfanje

El propio libro cita un fragmento de otro anterior que ofrece la misma idea:

Como en el caso de las comunidades blancas de la Mancomunidad Británica de Naciones, muchas de las tradiciones y valores políticos que se conservan en la actualidad se inculcaron y absorbieron en un periodo formativo crítico: el del advenimiento de la democracia de masas… A la extensión del derecho de sufragio en Inglaterra le siguió su extensión con modificaciones en Irlanda: los irlandeses adquirieron hábitos y valores democráticos. Las ideas políticas se expresaron casi en su totalidad mediante categorías británicas ya que desde O’Connell hasta Parnell y aún después la mayoría de los dirigentes políticos irlandeses se curtió en la vida política británica y practicó los modos parlamentarios de Westminster.

B. Chubb, The Government and Politics of Ireland (Londres 1970); trad. alfanje

Esto es algo que les pasa muy desapercibido a los irlandeses en general. Tienden a creer que sólo hay un tipo de parlamento y que viene a ser el modelo de Westminster/Dáil Eireann. Lo mismo sucede con la administración, donde las instituciones, departamentos ministeriales, quangos y demás suelen ser un calco de los de la isla de al lado. Incluso los procedimientos…. por ejemplo, cuando llegamos aquí nos preguntábamos por qué el año fiscal empezaba el 5 de abril sin saber que es que en Gran Bretaña era exactamente lo mismo.

La noticia de hoy era que ha habido una votación en el parlamento irlandés para abolir la práctica de la oración de antes de empezar la sesión. Los partidarios de eliminarla han perdido 94-14, con 18 abstenciones y ahora van a tener, además, 30 segundos de reflexión en silencio de propina.

Y yo que ni sabía que tal cosa existía, cuando empecé a oir hablar de ello a principios de la semana creí que sería el típico atraso paleocatólico congénito del país. Ayer leí que uno del Sinn Fein había criticado esto del rezar diciendo que sólo existe porque forma parte del legado británico… Por un lado no creía que esa pudiera ser la única causa (algo tendrá que ver la idiosincrasia del país que venía de unos niveles de ultracatolicismo y religiosidad extrema) y por otro lado me costaba creer que en el Reino Unido (al que tengo por más moderno) los legisladores comiencen su jornada entre sortilegios, pero resulta que sí, que los Comunes y los Lores también tienen su plegaria cotidiana desde mediados del siglo XVI.

Los irlandeses son muy parecidos a los mediterráneos y muy diferentes de los ingleses, obviamente.