Caligrafía de Macao

25/04/2017

Largo del Senado (Macao)

El Embajador ha vuelto a acercarse a la antigua colonia portuguesa y ha conseguido enviarme idéntico modelo de postal a la de 2010. Así no tengo ni que escanearla. Está recorriendo de nuevo los lugares de su peripecia sinológica antes de volverse para este lado de Eurasia, donde será muy bienvenido.

 

Caligrafía

Nos dice en sus líneas que lo que pone en los sellos es caligrafía, pero como he visto que eso indicaban las letras latinas del lateral he pensado que a lo mejor era una serie sobre caligrafía en la que aparecían diferentes ideogramas y me he frotado las manos pensando en la posibilidad de corregirle, pero no: 書法 se dice Shūfǎ (no sé por qué no me queda sobre la “a” el diacrítico del tercer tono) y quiere decir  caligrafía. El primer ideograma es dolor y simplificada la palabra quedaría 书法.

 

 


El ejército de terracota

23/09/2016
Portada

Portada

El ejército de terracota del primer emperador de China es una de las cosas del mundo sobre las que debería saber más de lo que sé. No es sólo que estuvimos viéndolo allí en Xi’an hace ya tantos años, es que incluso otra vez fuimos a Londres de fin de semana con la excusa de una exposición del Museo Británico sobre el particular.

Total, que hará tres o cuatro años me dio por comprar un libro que no he leído hasta ahora. No sé si antes o después tuve otro que me gustó mucho por sus ilustraciones, pero que en cuanto empecé a hojearlo y vi que hablaba de profecías raras y cosas medio paranormales pasé de leer. Respecto al que tratamos hoy, The Terracotta Army: China’s First Emperor and the Birth of a Nation, resulta que yo ya había leído un libro del mismo autor, de John Man, que trataba de la historia del alfabeto. Me quedé muy impactado por cuánto ignoraba sobre algo como las letras, que utilizo a diario y me pareció que seguramente este hombre podría ayudarme también a aprender algo de China o si no, al menos, del modelado de arcilla.

alfanje-xian-terracotta-army-2001

Creo que a estas alturas de la película poca gente leída habrá que no sepa que en la antigua capital de Xi’an apareció allá por 1974 y más o menos por azar un ejército de figuras de terracota que habían permanecido más de dos milenios bajo tierra y que constituían el séquito del primer emperador -Qin Shi Huang- en su entierro.

La tumba que debe de estar debajo del monte Li no se ha excavado aún y se cree que puede contener tesoros maravillosos, pero no se sabe cuándo creeran los chinos que están listos para esta proeza. Recuerdo subir al monte aquel donde paramos antes de ir al museo sin ser consciente de nada ni entender qué era lo que había que ver allí. Si vivimos lo suficiente quizá podamos descubrir si lo que escribió el gran historiador Sima Qian sobre los ríos de mercurio y esas cosas era cierto. En el libro, John Man propone cubrir la montaña entera para proteger su contenido, pero la estructura tendría que abarcar 0,5 x 1,5 km o algo así…

Sima Qian es la fuente de todo lo que se cree saber, pero escribió un siglo después del primer emperador. Por desgracia no me he enterado muy bien de las intrigas que se dieron antes de su accesión y durante su reinado, pero la China de hace veintidós siglos ya era bastante bizantina en lo palaciego. Después de quince años en esta historia apenas recuerdo el nombre del emperador y olvido todos los demás, pero se encuentra uno con todo lo chespiriano que sepueda imaginar: hijos bastardos, conjuras, cuernos, ambición desmedida, traición, venganza, crimen, lo cual viene a indicar que la gente es gente igual aquí que en China.

La parte histórica sobre el período de los reinos combatientes, la efímera dinastía Qin y sus crímenes me ha quedado bastante oscura en la mente, dada mi falta de base, pero me ha parecido interesante volver a la tensión entre legalismo y confucianismo y cómo la imagen de Qin Shi Huang ha ido variando en función del tipo de “memoria histórica” dominante en cada momento. (Simplificando: para los fansde Confucio era malísimo; para la maquiavélica Banda de los Cuatro, lo más grande, y así.)

Ya en tiempos más cercanos, la historia del hallazgo es muy interesante como suelen serlo todos las que tienen tesoros como objeto. La frustración de los hermanos que buscaban un pozo y el miedo del arqueólogo local que temía que barbaridades del estilo de las de la entonces aún reciente Revolución Cultural pudieran tocarle en desgracia. El cómo empezó aquella industria turística y en lo que se ha convertido. Un caso curioso que aparece en detalle y que no había leído con anterioridad es el del empleado del museo que se confabuló con otro para robar una cabeza de estatua y venderla en Hong Kong. Con el poder político chino pocas bromas: condenado a pena de muerte y ejecutado. Otro que quiso hacer parecido después, cadena perpetua.

Conclusión: Hoy en día hay muchísimos libros y materiales para conocer esta grandiosidad y puede que sean más recomendables que la visita al museo en el que se encuentran las estatuas, en donde uno las ve desde lejos a pesar de llevar recorridos muchos dólares de distancia. Por otra parte, para quienes no conocemos la cultura china en profundidad también los límites del aprendizaje  siguen siendo grandiosos.


Miscelánea de tesoros exóticos

16/02/2016
El museo

El museo

El sábado pasado fui al museo de Collins Barracks con la intención de volver a ver una exposición sobre soldados y militares irlandeses a lo largo de la Historia, en la que tuve el gusto de volver a encontrarme con unos cañones de la infausta armada que Felipe II lanzó contra Inglaterra en 1588. Mi otro propósito era acercarme a un depósito donde los objetos se apilan en estanterías por falta de espacio.

Marfil labrado en Japón

Marfil labrado en Japón

Embarcación metálica

Embarcación metálica

Entre las filas hay muy poca distancia y además la luz es tenue y se reflejan los cristales de las vitrinas, con lo que las imágenes que tomé con el teléfono son de poca calidad, pero sirvan como ejemplo para entender la variedad de tesoros de artesanía de todas las partes del mundo que se concentran descuidados y objeto de poca atención en este depósito que, por otra parte, está abierto al público.

Cosas chinas

Cosas chinas

Esmaltes de la China

Esmaltes de la China

He fotografiado los objetos que me parecían más exóticos, en general los de proveniencia oriental, pero hay también muchísima cristalería y trabajos del hierro, la madera y la cerámica hechos en Europa. De entre las cosas traídas del subcontinente indio me gustaron mucho unas figuras que parecían juguetes (camello, elefante, rinoceronte).

Camello

Camello

Elefante indio

Elefante indio

Emperadores mogoles

Emperadores mogoles

Personajes indios

Personajes indios

Personajes indios y vaca

Personajes indios y vaca

Del mundo islámico: la marroquinería y el azulejo. Había una vitrina entera con platos de cerámica hispano-morisca u me parece que las piezas que allí había son típicas de Mallorca.

Azulejos islámicos

Azulejos islámicos

Bajo el rubro “Chinese Chess Pieces” había unas piezas de ajedrez, variedad occidental, hechas en China. El español nos obliga a distinguir entre “piezas de ajedrez chino” y “piezas de ajedrez chinas”. Esto el inglés no lo tiene.

Piezas de ajedrez hechas en China

Piezas de ajedrez hechas en China

Piezas de ajedrez occidental (China)

Piezas de ajedrez occidental (China)

De otras partes de Asia y ya que hace poco que hemos descubierto la diferencia entre palanquín y litera: un palanquín de juguete. No fui a ver el de verdad que hay en una de las salas.

Palanquín en miniatura

Palanquín en miniatura

Tres armaduras de samurai tomadas desde lejos a causa de la estrechez de los corredores. También hay una más elaborada en una de las salas de exposición. Junto a estas tres había una en el suelo que no sé si era de juguete o para un niño muy pequeño, apenas un bebé.

Armaduras de samurai

Armaduras de samurai

Chisquero español

Chisquero español

Por último una pieza española, parte del equipo necesario para hacer fuego en el siglo XVIII. El intrumental se contenía en una caja llamada yesquera, y en inglés tinderbox. Tinder es el nombre inglés de la yesca y hay una aplicación de nombre parecido para eso del ligoteo. Ya se sabe lo fácil que arde la yesca. Es como aquello de que el hombre es fuego y la mujer estopa y viene el diablo y sopla.

Es interesante la gran cantidad de pequeños objetos interesantes que se aplian en este depósito donde casi nadie acude a verlos (la enormidad de las exposiciones principales no contribuye a quere ver, además, esta miscelánea de tesoros).


El año nuevo chino en Dublín (2016, año del mono)

09/02/2016
ji

Danza típica de la región de Mongolia

El único plan interesante del pasado fin de semana ha sido acercarse al histórico almacén y frustrado centro comercial de Custom House Quay en el que se ha celebrado el año nuevo lunar de los chinos. La mayor parte de este 2016 será el año del mono y venimos del de la oveja.

Las miao y las mongolas

Las miao y las mongolas

El domingo fuimos bastante pronto para que le pintaran cara de tigre a la niña sin tener que hacer cola. La primera actividad del día eranos  bailes regionales. Había un grupito de niñas de unos cinco años haciendo danza del grupo étnico miao (la presentadora china los llamaba “tribu”), que son primos de los hmong de Vietnam que vimos en su día. Los chinos que hacen estas cosas son casi siempre chinos han representando el papel de unas minorías que ni son ni conocen. Recuerdo que esto fue polémico en alguna ceremonia de las de los juegos olímpicos de Pekín. Las chicas mayores eran como de trece años (aquí me arriesgo: no sé ni calcular la edad de los críos europeos) y su danza, aunque también estaba descoordinada impactaba bastante a la vista con esos vuelos de falda rojos similares -salvando las distancias- a los de los derviches sufíes. Me atrevo a decir que esto de las danzas étnicas es mucho más interesante verlo hacer mal que bien. Las chavalitas pequeñas equivocándose estaban graciosísimas.

El artista y su obra maestra

El artista y su obra maestra

Estaba también la mesa que comenté ayer donde el artesano caramelero ejercitaba su maestría en forma de dragones y otros dulces animales. Había otros puestos de comida que eran delegaciones de los supermercados orientales de la ciudad y creo que sólo uno de comida caliente: fideos y dumplings de esos. La cola en ese era enorme. Quizá ese fuera un punto flojo de la celebración. En una fiesta española habría diez puestos de comida y uno cultural y aquí ha sido un poco lo contrario. In medio virtus.

Xiang qi

Xiang qi

Otra de las cosas que se podía hacer era jugar al llamado ajedrez chino. El xiang qi o juego del elefante es primo lejano del ajedrez occidental, descendiente de la misma familia india. En los cinco o seis tableros no he visto más que a chinos jugando y aunque no sé nada de estrategia y sólo qué es cada pieza y cómo se mueve, ni siquiera me parecía que lo hicieran demasiado bien. Estas cosas se saben bien por el modo y la velocidad con que un jugador desplaza las piezas. Creo que, al ser aplanadas, técnicamente éstas sí que podrían llamarse fichas pero a los ajedrecistas nos da mucho reparo. Mi experiencia con este juego ha sido bastante lamentable. La primera vez que jugué me hicieron la de los dos cañones al medio y no he conseguido remontar.

Caligrafía

Caligrafía

En la mesa de la caligrafía lo retaban a uno a escribir, con pincel, palabras más o menos sencillas, como 山Shān (montaña) o 云 Yún (nube). Un muchacho le escribía a la gente su nombre en caracteres chinos. Es una cosa que siempre tendrá éxito ya que conecta con nuestro narcisismo. En esto de asignar ideogramas a nombres en letra latina hay cierta libertad creativa y de hecho le oí al zagal preguntar a una madre si el nombre que le había pedido era masculino o femenino.

Faroles recortables

Faroles recortables

Junto a lo de la caligrafía otro par de chinas ayudaban a los pequeños a hacer faroles recortables. Quizá los faroles fueran el icono sinoide más presente por todas partes. Había más puestos con actividades: en otro me ofrecieron té chino y también había otro sitio que trataba de lo de la medicina tradicional china, en la que como parece natural no confío demasiado. Siempre me ha parecido bastante mema la gente que confía en una supuesta sabiduría oriental de la que no tiene ni idea. El día en que vea que la esperanza de vida en China es mayor que en Europa occidental a lo mejor me lo pienso.

Dragón

Dragón

Una de las cosas más divertidas y con la que más se asocia el año nuevo chino son los dragones. Los que había aquí eran pobres si uno los compara con los que puede haber en otras ciudades con comunidades chinas grandes, tipo San Francisco. Para mover esos quizá haga falta una veintena de personas. Los que sacaron aquí eran dragones biplaza, que todavía estaban bien aunque no sea lo mismo. En el fondo es como esos dos amigos del chiste que se disfrazan de vaca. pero más bonito.

Dos dragones

Dos dragones

Es difícil hacerles una foto buena porque no dejan de moverse de modo convulso, pero también es verdad que a ratos se paraban para que la gente se hiciera sus selfis y sus fotos para el álbum familiar. Había también otro par de personajes. Por allí cerca pululaban otro par de personajes curiosos. Uno barbilargo no sé si era Confucio, Qin Shi Huang o el que partía el bacalao en aquello de Humor Amarillo, pero otro vestido de gualda y con una caña era el hombre mono, muy acorde con el signo del nuevo año lunar. Lo mismo que en Europa hay leyendas del hombre lobo en China las hay del hombre mono.

fsdfs

Dragones y personajes

En resumen mucha diversión y colorido gracias a esta comunidad a veces dilipendiada y siempre incomprendida, pero que en general no hace más que trabajar. Es una cultura lo suficientemente lejana para que nos dé pereza aprender nada ni adaptarnos a ella, pero esperemos que a base de fideos con gambas y festivales nos llevemos los suficientemente bien para no intentar aniquilarnos en poco inteligente conflicto de civilizaciones.

Tigres asustados

Tigres asustados


Dragón de caramelo

08/02/2016
El artista con la cuchara

El artista con la cuchara

Este fin de semana nos hemos pasado por las celebraciones del año nuevo lunar en Dublín. La última vez que recuerdo haber ido eran en Temple Bar y ahora nos lo han puesto más cerca de casa. No sé yo decir si la comunidad china en Irlanda es muy numerosa. Creo que había muchos más hace como quince años. En cualquier caso hoy había allí bastante gente y muchas actividades y ha sido un festival muy entretenido.

Una de las cosas que he podido ver y cuya existencia desconocía es el arte caramelero. Había un hombre que se dedicaba a componer diversas formas de caramelo fundido (creo que eran todas animales del zodiaco chino). Hacía muchos conejos. Estuve observando el proceso de hacer un dragón de principio a fin. El dragón parece una pieza más complicada. Algunos de los pasos me parecieron realmente difíciles: el buen hombre tenía que hilar muy fino para hacer las escamas de la cola.

El artista con el cuchillo

El artista con el cuchillo

La técnica consiste en meter la cuchara en el cazo con caramelo fundido para después dejarla chorrear mientras se dibuja la forma deseada. Tras acabar de verter caramelo sobre la mesa (son más capas de las que parecería) hay que despegar la pieza solidificada con una cuchilla para después completar la compleja piruleta con su palito. Nunca había oído hablar de esta tradición, que luego he leído que es de la provincia de Sichuán.

El artista y su obra maestra

El artista y su obra (atentos a la cara del crío)

Cuando ha acabado la gente se ha puesto a aplaudir. Las obras maestras producidas se las regalaban a gente que estaba esperando por ellas. No soy demasiado aficionado al dulce y estoy seguro de que me habría gustado menos probar una figurita de estas que tener la oportunidad de ver como se hacen.

Un vídeo con otro artista del mismo gremio en China:


El hijo único

30/10/2015

sureste-de-china

Leo en prensa que la República Popular de China va a abolir su política del hijo único. De repente se habrán dado cuenta de que les hace falta más gente para fabricar cosas o que el desequilibrio de sexos en algunas regiones va a acabar en una trifulca como las de las bares en que hay pocas chicas, pero con millones de por medio.

También puede ser que esta política les haya fracasado y que necesiten algo mejor. En España oí muchas veces decir que es una barbaridad que el Estado (el chino, se entiende) pueda decidir algo tan privado como cuántos hijos puede tener la gente. Con nuestros valores occidentales liberales y democráticos así lo parece.

Luego un día me dio por consultar la tasa de fertilidad china (en la creencia de que serían 1.1 hijos por mujer o algo así): son 1.60 hijos por mujer. La de España es de 1.49.

Lo que parece claro es que las políticas de hijo único que funcionan son las que desde hace años se vienen practicando en España.


Fu Manchú en Talbot st

19/10/2015
cs

Cabeza de chino

Ayer salí a la calle a dar un paseo aprovechando las horas en que el gran público estaba frente a las pantallas padeciendo el rugby (Argentina eliminó a Irlanda en la copa mundial). Al pasar por Talbot st (una calle que tiene una fama muy chunga pero que a mí me gusta bastante) volví a fijarme en la cabeza de estereotípico chino – más feo que Fu Manchú, ni en China se encuentra uno chinos así – que hay esculpida en el pub Molloy’s. Puede que sea una de esas rarezas de porque sí pero si hay alguna historia detrás tiene que ser bastante interesante.

Los chinos son gente inteligente y trabajadora que va bastante a lo suyo. Me sé varios grupos de presión que se habrían sentido ofendidísimos por afrentas mucho menores.