A orillas del Támesis

24/09/2015
Vista

Vista matutina del río que luego pasa por Londres

He tenido que volver a nuestra sede de por los alrededores de Londres para asistir a unas reuniones de la empresa. Esta vez nos hemos tenido que alojar en un hotel que no es el que queda al lado de la oficina, pero que a cambio tiene una vista decente del Támesis y de un aparcamiento de coches. Esta vez era inevitable imaginarse dónde jugó Julio Camba a la pelota allá por 1912 mientras pensaba en el error de los deportistas. No es que me agrade especialmente venir a trabajar a esta zona próspera del extrarradio londinense, pero me parece un lugar bastante más civilizado que la capital irlandesa, cosa que es muy de notar en la limpieza de sus calles peatonales. Es una barbaridad la cantidad de inmobiliarias que hay en el lugar y en los pubs la cocacola es de esa de grifo. Comida de pub, nos ha dado tiempo hasta de ver un partido del mundial de rugby. La nueva terminal 2 de Heathrow me sigue flipando bastante, tras años esperando el embarcar en aquel pasillo horrible de la 4. Londres no acabo de disfrutarlo, me parece que voy a tener que esperar a ser rico.


Aeropuertos de Europa

28/07/2015

aeropuertos-alfanje-julio-2015

 


Bremen

19/07/2015
bremen-alemania-mapa-localizador

Bremen

 Cuando quisimos comprar nuestro pasaje a Alemania, los vuelos a Bremen costaban tan sólo una tercera parte del precio de los destinados a nuestros aeropuertos de costumbre y como el horario era conveniente y permitía llegar a destino con un tren vespertino, decidimos darnos la oportunidad de conocer la ciudad hanseática.

El aeropuerto queda muy cerca del centro de la ciudad y otra de las ventajas es que no hace falta taxi, ya que el tranvía para justo enfrente del edificio de la terminal. Hay una parte del edificio que está muy bien, pero si uno sólo ve la parte desde la que opera la aerolínea irlandesa de bajo coste podría llevarse una pésima impresión.

Del aeropuerto a la estación del ferrocarril

Del aeropuerto a la estación del ferrocarril

El tranvía, en cuyo interior hay una máquina donde se puede comprar el billete, atraviesa la especie de isla en la que se encuentra el centro de la ciudad y muy convenientemente nos deja frente a la estación donde tenemos que utilizar la consigna para liberarnos de nuestro bagaje.

Hauptbanhof

Hauptbanhof

La ciudad es conocida mundialmente por el cuento recogido por los hermanos Grimm de los animales músicos de Brema. En cualquier esquina se encuentra uno al motivo del burro, el perro, el gato y el gallo. Hay estatuas conmemorativas, adornos del mobiliario urbano y suvenires turísticos por doquier.

Bremen, interior de la estación

Bremen, interior de la estación

Este cuento, aunque sea bien conocido y haya tenido su influencia en la cultura, nunca me ha parecido especialmente bueno. De hecho, los bichos ni siquiera llegan nunca a Bremen. Ahora que le intento contar cuentos a mi hija me he dado cuenta de que a diferencia de las canciones, es un aspecto de la cultura europea en el que ya hemos alcanzado una fase posnacional y los cuentos de Perrault y los hermanos Grimm tamizados por Disney son las historias de la infancia de todos. Esto hace más fácil una formación multicultural.

Molino

Molino

Para retornar hacia el centro de la ciudad hay que pasar por un puente desde el que se ve el foso de la ciudad y un molino. Antes pasamos por un puente mayor sobre el río Wéser, que es donde en otro cuento un flautista lleva a los ratones a ahogarse, pero eso es en otra ciudad: Hameln, que es Hamelín como Bremen es Brema.

Demóstenes en el ayuntamiento

Demóstenes y Aristóteles (y/u otros) en el ayuntamiento

Ocurrió que llegamos a las cuatro de la tarde y hacía 32ºC, que es calorcito para allí. Ese mismo día Hamburgo tuvo la temperatura más alta registrada desde que se miden esas cosas, así que considero posible que en Bremen también lo fuera. Agradezco a los genes mediterráneos el hecerme más tolerable el paseo hasta la plaza de la catedral y el mercado, por donde estaban las cosas que queríamos ver. Tal era la temperatura que en la primera vuelta por el Domshof, había gente con los pies en la fuente de Neptuno.

Los del cuento

Los del cuento

No puedo aconsejar gran cosa tras un par de horas en la ciudad. El centro “neurálgico” son las plazas que hay junto a la catedral y el ayuntamiento, donde se encuentra la estatua del tal Roldán al que según la leyanda nuestro Bernardo del Carpio le dio las del pulpo. Leyenda todo. Como en Hanóver, hay “ayuntamiento viejo” y “ayuntamento nuevo”, sólo que aquí son edificios anejos. El viejo tiene mejor pinta para el ojeador. Hay unas estatuas de profetas bíblicos reconvertidos a pensadores clásicos y unos soportales que pueden verse en la ambientación de los fondos de la serie española de dibujos animados que versionaba el cuento de los cuatro animales, que se supone que nunca habían llegado a la ciudad.

.

.

.

.

Las plazas de la catedral y del mercado ocupan una extensión considerable. Primero hay una iglesia de nuestra señora que no veo en absoluto porque su torre está toda cubierta de andamios y plásticos y luego en la plaza del mercado hay numerosos tenderetes protegidos por elevadas carpas que impiden una buena visión global, pero acercándose hay varios edificios interesantes, y en especial me gusta el de la cámara de comercio donde se indica que butten un binnen – wagen un winnen, que es bajoalemán que ni mi traductora oficial comprende, pero que quiere decir algo como que dentro o fuera hay que arriesgar para ganar. De la catedral me llaman la atención las alegorías de los evangelistas (un motivo que siempre me interesa) esculpidas en las escaleras.

El monumento famoso

El monumento famoso

El monumento oficial de los animales músicos está junto al ayuntamiento y debe de ser un lugar donde siempre hay gente como haciendo cola para sacarse fotos. He visto demasiadas representaciones del concepto y casi cualquiera me resulta más graciosa que esta estatua de bronce. En un cuento infantil, el color y la simpatía.

WOL GODT VORTROVWET DE HEFT WOL GEBOVWE

Wol Godt vortrovwet de heft wol gebovwet

Hay solamente un par de zonas por las que queremos pasear y que son idóneas en plena canícula. Una es la Böttcherstraße, la calle de los toneleros, que el nazismo consideró un ejemplo de arte degenerado del periodo de Weimar. Aquí hay varios edificios notables y esculturas, y encima de la entrada a la calle hay una imagen dorada de un ángel con espada flamígera que viene a alumbrar y aunque se lo quisieron ofrecer como homenaje a Hitler, que también era un iluminado, éste lo despreció. Y menos mal, porque si no seguramente ya no podríamos verlo, las cosas de la memoria histérica.

Buzón

Buzón

También hay muchos sitios donde tomar un refrigerio. Una vez que acaba la calle ya hay una carretera que es un horror y un túnel subterráneo para acceder a los muelles del Wéser y mucha gente sin camisa tomando cerveza y música técno. Llegar hasta ahí fue seguramente un error. La otra zona que queremos ver se llama Schnoor y fue de los cordeleros.

Todo lleno de detalles de estos

Todo lleno de detalles de estos

A mí me pareció que Schnorr estaba escondido en un lugar en el que uno no puede imaginarse que haya una zona histórica. Un par de calles de adoquines, con casitas de muñecas, callejones y tiendas de recuerdos. Me ha recordado a Friburgo y Basilea porque los tengo muy recientes en la memoria, pero en Europa central hay muchos lugares así. De camino a Schnorr vi un dintel en el que un antiguo dueño había escrito que todo lo que era y tenía se lo debía al Dios de Lutero. Ya en el barrio una fuente nos recordaba que el agua y el pan son las cosas más importantes de la vida. Hay infinidad de palabras sabias en una cultura tan grande.

Teléfono público

Teléfono público – Fernsprecher es una palabra que mola

Era sábado y estaba todo muy tranquilo. Unos mendigos que habíamos visto junto a la catedral habían bajado a San Juan a pedir limosna a la salida de misa, había un tour dirigido por una actriz vestida de época y poca actividad. Un par de horas después de nuestra llegada la temperatura bajó notablemente y comenzó a llover a ratos, con lo que el camino de vuelta a la estación resultó mucho más agradable.


Heathrow y a casa

11/04/2015
Windsor Palace 10-04-2015

Windsor Palace 10-04-2015

Ya estamos otra vez en la vieja y sucia ciudad de Dublín. Ayer tras varias reuniones volvimos al aeropuerto y a causa del retraso del vuelo todavía nos quedó una hora y pico para deambular por la terminal 2 de Heathrow. Hasta hace relativamente poco todos los vuelos a Irlanda salían de la terminal 1. Hay un pasillo en el que he estado esperando decenas de veces. Los vuelos eran tan frecuentes que incluso una vez me hicieron perder uno a causa de una revisión intensiva de mi pasaporte descolorido y ni siquiera importó.

En este momento no recuerdo si he estado antes en la T2. Si es que he estado era muy diferente a lo que puede verse ahora, que según compruebo se inauguró en 2014. Los aeropuertos me siguen resultando fascinantes, en especial los más grandes, dónde ves a gente de todo tipo yendo a cualquier lugar. También me parece que son lugares dónde se experimentan tendencias comerciales y que algunos de los establecimientos de estilo novedoso que vi ayer serán el pan nuestro de cada día en todas las ciudades de aquí a pocos años.

Luego ya en la pista vi el A380 de Malaysia Airlines y el Concorde de British Airways (que no sé a qué lo dedican). Al despegar pude ver el palacio de Windsor, que o bien me despisté en el taxi o no se ve desde la carretera. Hace muchos años viví con un tipo que se hacía el nido Windsor en la corbata y yo le llamaba “el duque de Windsor”. Llegando a Dublín y a punto de tocar tierra he tenido la oportunidad, por vez primera, de sufrir en carne propia un aterrizaje “abortado” en el último segundo. En esta ocasión al menos fue más sorpresa que susto. En casa sanos y salvos, que es lo que cuenta.

1

1

2

2

3

3

4

4

5

5


Libros verticales

08/03/2015

He tenido que pasar por el aeropuerto de Amsterdam al menos una docena de veces y aunque hacía algo más de una década de la última constato que ha dejado pocas impresiones en mi retina. El viernes, antes de embarcar para volver a casa, dispusimos de algo más de una hora para dedicar al ocio en ese ambiente precario. Preferí invertirla en patear los pasillos, ya que en eso iba a consistir la escasa actividad física de la jornada. Me entretuve por diferentes tiendas, entre ellas un par de librerías. Mi descubrimiento del día fue algo que quizá sea tan viejo como la rueda, pero que yo no había visto antes: libros verticales.

Descubrimiento

Descubrimiento

No sé si “verticales” sería el modo adecuado de llamarlos. En realidad se trata de unos libros como otros cualesquiera, cuya única diferencia es que el texto estaría en vertical si los agarrásemos del modo habitual, es decir: la escritura es paralela al lomo. Supongo que es un formato apto para los viajes ya que uno puede mantener dos páginas abiertas sujetando el volumen con el pulgar por un margen. Con un libro de los de toda la vida (llamémosles “horizontales”) uno pude meter el pulgar por el medio para intentar sostener las dos páginas a un tiempo, pero el libro tiende a cerrarse.

Primer contacto

Primer contacto

Primero vi una mesa con cinco o seis títulos y lo consideré una mera curiosidad más pensada para el regalo que para la lectura, pero un poco más tarde me di cuenta de que existía producción en masa. Soy asiduo a las librerías de Dublín y nunca he visto este tipo de encuadernación. Tampoco creo que se dé en el mundo editorial hispano. De hecho, y a pesar de la cantidad de libros en inglés que hay en los aeropuertos y más aún en el de Amsterdam, sólo vi libros en neerlandés encuadernados de este modo así que de momento voy a dejar archivado el dato como una peculiaridad de los Países Bajos. De todos modos, quiero probar y me gustaría que se extendiese.

Multiplicación

Multiplicación

ACTUALIZACIÓN 01-DIC-2018: Gracias a un artículo de hace unas semanas en el NYT me entero de que el nombre de este formato es dwarsligger y de unas cuantas cosas más.


Cartel del ébola

22/10/2014
asdfa

Ébola

Esta mañana he acompañado al aeropuerto a unos parientes y al volver a la ciudad he visto que en al autobús han puesto un cartel a propósito del virus del ebola. No parece que contenga demasiada información y lo que entienden por África occidental es una extensión de tierra que supera abundantemente el espacio de los países que se han visto afectados. Lo mejor será que las cosas se queden así, pero si se ponen más feas supongo que estas campañas tendrán que ir mejorando.


Alfabeto fonético

18/09/2014
El blues del autobús

El blues del autobús y el hombre del andamio

En mi trayecto cotidiano hacia el aeropuerto me encontré hoy con que el tipo de delante iba estudiándose el alfabeto fonético de la OTAN, que es una de esas cosas que deberían estar establecidas en el sistema educativo y sin embargo cada uno tiene que aprendérselo más o menos como pueda si es que le hace falta.

Mi primer encuentro sistemático con el mismo fue en mis tiempos de las aerolíneas donde al final pude descifrar esas misteriosas contraseñas de radioaficionados que había visto en televisión. En lengua inglesa tiene ya cierta raigambre entre el populacho, sin embargo los alemanes y los franceses siguen prefiriendo los nombres de persona mientras que los italianos y los españoles solemos decantarnos por las ciudades. Un día publicaré mis alfabetos fonéticos multilingües respaldados por la experiencia y la probabilidad.


Dublín, verano de 2013 (2)

25/09/2013

Uno de los temas clásicos de este blog es la exhibición de la vida de un españolito emigrado a Dublín de Irlanda. Se me ocurren muchas más cosas que contar que el tiempo que tengo para escribirlas. A veces tomo fotografías con la intención de contar una historia que nunca llega. Ahora que empieza el otoño, voy a aprovechar para verter sin orden ni concierto un montón de imágenes que tomé durante el verano. Como tengo más de las que son aconsejables para un día, vamos a convertir esto en una nueva serie.

dublin-verano2013-13-farolas

Farola madre y farola hijo

Alguien ha tenido la curiosa idea de hacer que las farolas del barrio cobren vida. Días antes había visto “a disapproving lamppost” en el que últimamente es mi rincón favorito para perder el tiempo en Internet.

dublin-verano2013-14-gardiner

Gardiner street

Paso por esta calle a diario. Esta foto se la quería enviar a mi primo por guasap, porque en uno de los miles de hostales que la jalonan se había alojado con sus amigos en 2001. A la izquierda como reliquia de otros tiempos, una tienda de máquinas de coser y un zapatero remendón. La pensión que hay en el mismo edificio se llama Holyhead, como el lugar de Gales al que llegan los transbordadores y donde estuvimos en julio.

dublin-verano2013-15-guernica

Guernica o Gernika pero en el medio no

En el centro central han puesto un restaurante vascongado cuyo nombre de grafía híbrida no augura nada bueno. A ver lo que dura, porque esa es una esquina difícil. Sin embargo, he visto la carta y los platos y precios y tenían muy buena pinta. Lo que no sé es si es agradable es menear el bigote en un lugar decorado todo con los motivos bélicos picasianos del famoso cuadro.

dublin-verano2013-16-japoneses

Elvis y geisha

En un callejón de esos por los que muy pocos nos atrevemos a pasar han hecho una pintada interesante. El estado de algunas viviendas del centro es tan lamentable que la pintura sólo puede mejorar su aspecto.

dublin-verano2013-17-aeropuerto

Esperando en la terminal 2 me encontré con un ventanal que da a la entrada al túnel que pasa por debajo. Admírenme en el reflejo.

dublin-verano2013-18-madalenas

Precios desorbitados

En ese mismo rato del aeropuerto vi a una chica zampándose una madalena y me dio envidia, así que me acerqué a la tienda, pero me tuve que privar a causa de esos precios desorbitantes. Lo mismo esto que voy a escribir ya lo sabe todo el mundo hispano, pero yo lo descubrí aquí: Un muffin es una especie de madalena algo más rica. Un scone es una especie de pedrusco que no está mal del todo si se moja in a relaxing cup of café con leche.

dublin-verano2013-19-buda

Budismo fideísta

Otra del aeropuerto. Una vez oí que los cristianos son demasiado sensibles con el uso que se hace de sus símbolos, que hay estatuas del Buda en todas las discotecas y los budistas no dicen nada. No sé. Aquí Siddharta bajo el mostrador de un puesto de fideos.

dublin-verano2013-20-lavirgen

La virgen del primero izquierda

En Dublín, aunque no sea en puestos de fideos, hay muchas estátuas de cristos y vírgenes. Una que suelo ver a menudo es la que hay al final de Gardiner st, esquina con Dorset. Ahí al lado viví yo una etapa feliz y desordenada, o al menos así la recuerdo. En la pared de una casa normal y corriente está posada María de Nazaret. En la ventana de al lado viven unos brasileños o unos a los que les gusta la bandera de Brasil.

dublin-verano2013-21-sklep

Una de tantas tiendas polacas

Y por seguir con creencias religiosas, siempre me han fascinado esas ordenanzas agresivas que tienen en Cataluña, donde por pelotas uno tiene que rotular su negocio en catalán. Aquí una tienda polaca (sklep) de no sé qué. Si no lo sé es porque probablemente no soy el tipo de consumidor al que apuntan, aunque vete a saber, si tiene cosas que me gusten y buenos precios, ahí que me voy. Lo que digo es que ni a los polacos les hago falta yo, ni a mí leyes que protejan mi lengua ni el inglés de los polacos ni de los chinos ni nada de nada. Pobres de los catalanes ateos si se acaban quedando solos.

dublin-verano2013-22-garaje

Garaje

La semana que vi un cinquecento, también me encontré con un Ford antiguo en el garaje de casa. Nuestro apartamento no tiene plaza de garaje y pensábamos que sería interesante hacernos con una, porque se puede alquilar por 80€-100€ al mes y siempre es un valor añadido aunque no tengamos coche. Si quieren saber qué barbaridad de dinero piden por una raya en el suelo de esas, me lo preguntan en los comentarios.

dublin-verano2013-23-oktoberfest

Oktoberfest Dublín

La carpa del Oktoberfest en el IFSC. Como todo el mundo sabe y al igual que la Feria de abril, esta fiesta comienza en el mes que no es, en este caso septiembre. El típico perrito caliente que en Berlín cuesta dos euros o menos, aquí sale por cinco. En una comparativa de países el consumidor irlandés no resultaría especialmente susceptible a los precios, y menos cuando hubiera cerveza de por medio.

dublin-verano2013-24-cheese

Gardiner st

Esto es otra vez en la calle Gardiner, pero en la parte de abajo. Es que vi el cartel de las patatas fritas Tayto, el de “say cheese & onion” y me pareció que lo podía usar para contar una anécdota. Los anglos cuando tiran fotos, suelen pedir al retratado que diga cheese! (queso) para salir como sonriendo y tal. Hace muchos años en Turquía mis hermanas y yo pedimos a unos yanquis que nos hicieran una foto y como los tíos veían que hablábamos algo que no era inglés y que ellos creían que era italiano, nos empezaron a decir Parmigiano, Gorgonzola y otros nombres de quesos, en ese plan.  Las sisters no se quedaron con la copla pero a mí me hizo hasta gracia cómo alguien puede ser tan gilipollas y a la vez tener su punto de lógica. Bueno, pues que el sabor favorito de Irlanda para las patatas de bolsa es queso y cebolla. Esta gente le echa sal y vinagre a las patatas fritas normales. Oí a un gringo que decía que el vinagre es el ketchup de los británicos: “¿cómo de mala tiene que ser tu comida para que mejore echándole vinagre?”


Dublín, verano de 2013 (1)

24/09/2013

Uno de los temas clásicos de este blog es la exhibición de la vida de un españolito emigrado a Dublín de Irlanda. Se me ocurren muchas más cosas que contar que el tiempo que tengo para escribirlas. A veces tomo fotografías con la intención de contar una historia que nunca llega. Ahora que empieza el otoño, voy a aprovechar para verter sin orden ni concierto un montón de imágenes que tomé durante el verano. Como tengo más de las que son aconsejables para un día, vamos a convertir esto en una nueva serie.

dublin-verano2013-01-carroza

Carroza

Un fin de semana cualquiera en la calle Dawson, que para nosotros es la de las librerías. Cuando llegué a Dublín en 1999 me sorprendió la cantidad de caballos con cargas de leña que circulaban por entre el tráfico rodado. Hoy es menos habitual pero existen estas carrozas para turistas. También las hay de pompas fúnebres.

dublin-verano2013-02-estadio

Lansdowne Road

El día de Canadá bajamos caminando desde el centro hasta Donnybrook. Hicimos un itinerario creativo a lo largo del Dodder y pasamos junto al estadio nacional de fútbol y rugby, que siempre se llamó Lansdowne Road como la vía en la que se encuentra y ahora lleva el nombre de una compañía de seguros, que escribiré cuando me paguen por hacerlo.

dublin-verano2013-03-rincon

Rincón

Una casita que había cerca del estadio, aquel mismo día. Las cestas colgantes con flores son típicas de Dublín y de otros lugares de las islas británicas. El resto será obra del artista que vive en ese rincón de una calle tan poco transitada.

dublin-verano2013-04-antiaborto

Cartel contra la nueva ley del aborto

Una de las cosas que dan vergüenza de Irlanda es una legislación y una praxis médica tercermundista en lo relativo al aborto. A causa de la muerte durante el parto de una mujer el gobierno decidió mejorar la legislación para que fuera más humana y homologable a la del mundo civilizado. El lobby antiaborto es entre otras cosas un grupo bastante activo de friquis en lo publicitario. “La ley no mejorará la seguridad de las mujeres, sólo matará niños”. Que se lo digan a la pobre Savita.

dublin-verano2013-05-barco

Barco amarrado cerca de The Point

Un barco de esos que hacen cruceros amarrado en el río Liffey, como quien dice en el mismo centro de la ciudad. También puede verse el  Point Theatre, que es un teatro al que han venido muchos artistas importantes. La foto está tomada desde la terraza del Hotel Gibson, que es casi nuevo y que está muy bien para tomar café. Apenas conozco la cafetería y los vestíbulos, pero se lo recomendaría a alguien que viniera a Dublín. Está al lado del puerto, a 15 minutos del aeropuerto por el túnel y enfrente sale una línea de tranvía que te deja en el centro en diez minutos. El estilo es modernillo, pero a pesar de eso creo que tiene que estar muy bien.

dublin-verano2013-06-conejos

Conejos

Los famosos conejos que andan por los alrededores del aeropuerto y a los que ya hice protagonistas en otra ocasión.

dublin-verano2013-07-braille

Braille

Me pareció un detalle bonito que entre los juegos infantiles y columpios de St Stephen Green hubiera un panel de iniciación al Braille.

dublin-verano2013-08-comunion

Vertido de comunión

Este cartel estaba en East Wall y conjugaba dos fealdades dublinesas. Por un lado el vertido de basuras y escombros, por desgracia tan habitual y a mi modo de ver consecuencia tanto de la falta de civismo como del mal diseño de las políticas públicas. Por otro lado, eso de la primera comunión, en el que las prepúberes disfrazadas de vestales son la novia de una boda en miniatura tras haber aceptado unos planteamientos teológicos que a su edad deberían de ser incapaces de procesar. El horror de la ciudad que dio al autor de Drácula se condensa en este cartel.

dublin-verano2013-09-vegetacion

Edificio del puerto

En la zona de oficinas del Puerto de Dublín la vegetación se está comiendo un edificio sin que nadie se dé cuenta o haga algo para evitarlo. Detrás se ve un cartel de la movida esa del Gathering 2013, que creo que ha sido una campaña de turismo poco exitosa. Esto está al lado de donde en enero vimos los zorros.

dublin-verano2013-10-perro

Can aeroportuario

Este perro tan feo lo han puesto en la Terminal 1 del aeropuerto. Me imagino que la próxima vez que pase ya no estará. No sería la primera estatua de quita y pon.

dublin-verano2013-11-northwall

East Wall

La zona triste, deprimida y deprimente de East Wall, un día que nos acercamos a ver qué tal estaba el nuevo supermercado Lidl que habían abierto allí. El consuelo es que hace más de diez años, cuando yo trabajaba cerca de aquí, tenía un aspecto incluso peor.

dublin-verano2013-12-escaparate

Escaparate

El escaparate de un pub que hay junto al río y que se llama The Ferryman, con la típica parafernalia de cartón-piedra de pub irlandés. Dicen que los de un grupo de música famoso en los años ochenta y noventa solían echar unas pintas aquí porque queda cerca de su estudio de grabación. Si veis a Bono dadle un puñetazo en la cara de mi parte.


Aterrizajes

18/09/2013

picasion

Para ir al trabajo puedo escoger entre varias líneas de autobús. Una de ellas incluso tiene paradas en las dos terminales del aeropuerto, pero todas las demás líneas también tienen en su ruta un lateral exterior de la pista de aterrizaje. Muchos días los aviones pasan por encima del autobús, y bastante cerca además. No lo sé calcular pero pueden ser unos treinta metros por encima. La verja aeroportuaria queda justo al lado de la carretera. Otras veces veo el aterrizaje desde algo más lejos. Subo a trabajar en hora punta que también lo es para el tráfico aéreo y llega un avión cada pocos minutos. En cuanto pasa uno, pueden verse a lo lejos las luces del siguiente, que está iniciando su maniobra pra aterrizar. Si hay atasco hay veces que me da tiempo a ver aterrizar hasta a tres . Puede que sea una tontería, pero todavía me quedo mirando. Aquí a continuación una serie de un día que iba en la fila delantera:

dublin-aeropuerto-aterrizaje-1

1

dublin-aeropuerto-aterrizaje-2

2

dublin-aeropuerto-aterrizaje-3

3

dublin-aeropuerto-aterrizaje-4

4