Caligrafía de Macao

25/04/2017

Largo del Senado (Macao)

El Embajador ha vuelto a acercarse a la antigua colonia portuguesa y ha conseguido enviarme idéntico modelo de postal a la de 2010. Así no tengo ni que escanearla. Está recorriendo de nuevo los lugares de su peripecia sinológica antes de volverse para este lado de Eurasia, donde será muy bienvenido.

Caligrafía

Nos dice en sus líneas que lo que pone en los sellos es “caligrafía”, pero como he visto que eso indicaban las letras latinas  del lateral en portugués se me ha ocurrido que a lo mejor era una serie sobre caligrafía en la que aparecían diferentes ideogramas y me he frotado las manos pensando en la posibilidad de corregirle, pero no ha podido ser: 書法 se dice Shūfǎ (no sé por qué no me queda sobre la “a” el diacrítico del tercer tono), que quiere decir caligrafía. El primer ideograma es un dolor y, simplificada, la palabra quedaría 书法.

 

 


Postal de San Diego

20/06/2016
La Jolla es una joya

La Jolla es una joya

Nos ha llegado una bonita postal de los EEUU, concretamente de San Diego (California). He tratado de averiguar por qué se llama San Diego en vez de Santiago, ya que entendía que hay muchos nombres que son el mismo (Diego, Jacobo, Jaime, Yago) y que provienen de aquel apostol. Al parecer muchos siglos después hubo un san Diego de Alcalá (de Henares) [1400 – 1463] que es aquel en quien  los españoles pensaron para nombrar la población.

La otra cosa que quería saber es si La Jolla debería ser La Joya como Mallorca habría debido ser Mayorca y por lo que veo no se sabe, pero parece que no. Creo que en San Diego está uno de los mejores zoológicos del mundo, y estoy dispuesto a comprobar algún día si hay alguno que supere al de Hanóver. Una vez vi una película muy mala que tenía como escenario San Diego.

La Luna

La Luna

Al dorso un bonito sello estadounidense. Al verlo el color me ha hecho creer que se trataba del mapa de Plutón que fue uno de los hitos científicos de 2015, pero no, es la luna lunera, que a mí me resulta bastante más pálida, pero bien está.

Enviarme postales en un modo de asegurarse de que no dejo de escribir alguna nota por aquí de vez en cuando. Es una causa de cierta importancia y lo agradezco de verdad: recibir un billete de veinte euros no me alegraría tanto.


El día de Canadá

25/07/2015

El día de Canadá de verdad es el primero de julio y conmemora la unión de varias colonias británicas adyacentes en 1867. En cambio, la celebración que unos amigos hacen cada año en fechas distintas ha pasado a ser el acontecimiento social de temporada más importante del verano. No dejamos de ser unos pobrecitos que se pasan los fines de semana entre el supermercado y los columpios, bien lejos de barbacoas y cervezas. Un gran día que debemos agradecer. ¡Viva el Canadá!


Castillos de hielo

23/01/2015

Como hoy no tengo demasiado que contar voy a compartir con ustedes las fotografías de los castillos de hielo de Harbín que me está enviando al teléfono mi amiga la que anda por China y de la que les hablaba hace un par de días. Aparte de mandarme las fotos no me ha contado mucho más que el hecho de que la presencia rusa en la ciudad es muy perceptible (hasta esta mañana yo creía erróneamente que la ciudad había pertenecido a Rusia). También me ha dicho que la entrada para algunos de estos eran 640 yuanes y que era lo que le iba a salir más caro de todo el viaje. También que luego iban a ir a ver el museo de la unidad 731, la de los experimentos para guerra biológica que hicieron los japoneses durante la ocupación de China en los años treinta y cuarenta (segunda guerra sinojaponesa). Yo había leído algunas historias sobre esto en el pasado, pero hoy no tenía ningún humor ya que al igual que las gélidas temperaturas del noreste chino son narraciones que le dejan a uno helado. Sin más, los castillos:


Harbin

21/01/2015
Temperatura prevista para Harbin hoy y a lo largo de esta semana

Temperatura prevista para Harbin hoy y a lo largo de esta semana

No sé quienes de entre mis amigos andan mezclando alcohol y calmantes en su casa, así que tiendo a pensar que los más locos son los que hacen los viajes más arriesgados. Uno de mis tarados favoritos anda por la India y otra insensata, después de visitarme hace unas semanas, está ahora en Pekín, capital de la China.

Ayer anduvimos guasapeándonos y me pedía consejo que yo apenas puedo dar ya que el gigante oriental debe de ser un país muy diferente al de mis andanzas además de que me he olvidado de casi todo lo que pueda resultar práctico. La moza, que está con una amiga suya residente allí, va a estar tres semanas por el país y en su curiosa planificación ha preferido ver la mitad del norte del país en vez de la del sur ¡en pleno invierno! y no le ha quedado tiempo para ir a ver la gran muralla, pero al fin y al cabo en Europa hay muchos restaurantes de ese nombre. Ahí mi consejo y mantra era como siempre: Simatai mejor que Badaling.

Tenía el día de hoy para intentarlo, pero al final ha preferido omitir la excursión para no correr el riesgo de perder el tren a Harbin que debe tomar esta tarde. Yo no he estado al norte de Pekín, que ya me pareció una ciudad bastante fría en marzo, pero Harbín tiene que ser una cosa infernal de un infierno helado. Recién pasada la medianoche en Irlanda y Canarias, son allí las 8 y poco de la mañana y están a -25ºC. Eso sí, luego durante el día y con suerte las temperaturas subirán a -12ºC y así. Yo no sé lo que es eso ni que ropa hay que llevar para gestionarlo ni si sabría sobrevivirlo. Lo del festival de esculturas de hielo debe de ser espectacular, pero hay hermosas galerías de fotos en Internet para poder disfrutarlo en dos dimensiones y cuarenta grados centígrados más de temperatura.


Otra postal taiwanesa

03/03/2014
Nubes

Nubes

Tengo la fortuna de ser una de las pocas personas del mundo que aún recibe postales. No es que me lo merezca, porque ya mando más bien pocas. En el primer año de destierro un compañero decía que para recibir una carta había que mandar tres o cuatro. Mi promedio habrá mejorado, pero está claro que el volumen global de correspondencia postal va a menos. Voy a intentar enmendarme, al menos con los héroes que siguen las buenas costumbres.

Esta postal es de Alishan, que es un parque natural de Taiwán donde el espectáculo reside en el “mar de nubes” del amanecer y en el lago del Sol y la Luna, que también es cosa digna de verse.

El año pasado estuve explorando las posibilidades de hacer una incursión en la China nacionalista. El país tiene muchos atractivos y por lo general son bastante ignotos para el occidental promedio. Tras varias horas de investigación determiné que el mejor momento del año para ir a Taiwán era noviembre. Creo que tengo aún unos pocos otoños por delante para poder llevar a cabo este proyecto. Me parece que tantos como tres. Ojalá.


Postal de Alemania

14/10/2013
-Möchte der Herr nicht lieber einen Einzeltish?

-Möchte der Herr nicht lieber einen Einzeltisch?

El viernes pasado me llegó una postal de Alemania. Contiene la viñeta supra. Me parece adecuado hacer acuse de recibo aquí, donde mi corresponsal lo acabará viendo. Respecto a la evocación de Leonardo, me cuenta que ese chiste es de lo poco que pudo entender (“¿No preferiría el Señor una mesa individual?”) en el Museo del Humor de Fráncfort. Eso justo antes de decir que la ciudad del Meno le gusto. Afirmacion hasta cierto punto sorprendente.

No he puesto “postal de Fráncfort” porque veo que el matasellos dice Villingen-Schwenningen, que está en la Selva Negra y cuyo nombre me recuerda a dos sitios por los que anduve hace casi una década en los Países Bajos. La ciudad de Vlissingen, que los tercios de Flandes llamaban Flesinga y la playa de Scheveningen en La Haya, cerca donde vivía. Esto no viene muy a cuento excepto por el hecho o leyenda histórica según la cual durante la guerra los neerlandeses detectaban a los ¿espías?alemanes haciéndoles pronunciar Scheveningen, cuya pronunciación no debe de ser tan diferente de la del nombre de ese otro pueblecito en Baden-Württemberg cuyo nombre hemos puesto al inicio de este párrafo, excepción hecha del sonido de jota de la ge holandesa.

No sé yo si el nuevo obispo de Roma podrá arreglar el problema del nazareno, si es ausencia de feligreses. En cualquier caso, y sabiendo como acaba la historia, “mejor solo que mal acompañado” podría decirse.

Aquí en Dublín tenemos una versión interesante y urbana de “La última cena” en un muro de ese callejón de restaurantes al que llaman Italian quarter.