Conexiones entre España e Irlanda

23/04/2017

Hace tres años me escribió una española muy amable que había empezado a trabajar en una multinacional aquí en Dublín y a la que le como miembro de un comité de multiculturalidad le habían encomendado hacer una presentación sobre España e Irlanda. Ella quería enfocarlo desde el punto de vista de los puntos en común.

[…] voy a hacer una presentacion sobre España y el enfoque que estoy planteando es comenzar por cosas que nos unen como países y terminar presentando España rompiendo los mitos, contándoles cosas que les sorprendan, como por ejemplo que España tiene un 36% de masa forestal vs. un 10% de Irlanda, pueden flipar…
Las cosas que nos unen:

  • Segun el libro “Lebor Gabála Érenn” que es una especia de historia/mito del origen de Irlanda desde la edad de piedra hasta el Medievo, los irlandeses descienden de los Milesians, a ti que te gusta la etimologia te va a gustar “Mil Espaine”que venían del reino de Breoghan (actual Galicia), la historia es muy interesante, puedes leerla pinchando aquí  o aquí.
  • Eamon de Valera era hijo de un espalol emigrado a Cuba y una irlandesa emigrada a Nueva York
  • La historia del Spanish Arch de Galway.
  • El enemigo común histórico: Inglaterra y cómo les ayudamos en repetidas ocasiones… la historia del naufragio de los galeones españoles en el oeste y que muchos se quedaron por aquí…
  • En los dos paises se toca la gaita
  • A los irlandeses les llaman los españoles del norte.

Y la verdad es que no se me ocurren mas conexiones… ¿se te ocurre alguna mas a ti?
Muchas gracias por tu ayuda.

La lista que ella proporciona ya deja entrever que en realidad no hay demasiada conexión. A continuación viene mi respuesta, que estoy rescatando hoy por algo que he leído anoche,que pronto comentaré y que es lo que me ha recordado esta correspondencia que ya va siendo antigua.

A mi modo de ver España e Irlanda son dos países con poco en común, dentro de que en el 90% de las cosas todos los países europeos son iguales. Lo que ocurre es que ellos se definen en gran medida por oposición a Inglaterra y les suele gustar que les digan que son parecidos a cualquier otro, cuando en realidad son mucho más parecidos a los ingleses que a nadie. Con España tiendo a encontrar más diferencias que puntos en común, probablemente porque uno compara precisamente por oposición.

Lo de la España húmeda como que no les suena mucho. Les llama la atención cuando les digo que en el norte de España llueve tanto como en Dublín y que además cuando se pone llueve más en serio. Si preguntas a irlandeses por sitios de España empiezan por Madrid y Barcelona y luego pasan a Estepona, Fuengirola y las islas. El dato de la masa forestal es bueno y puede que les sorprenda. Relacionado con esto, si ves las casas, verás moqueta por todas partes y casi nunca suelo de tablas o parqué. A los españoles no nos suele gustar la moqueta y a ellos les encanta. La carencia de madera/bosques ha creado esa cultura moquetista.

Lo de los milesios se lo he oído a mucha gente, pero en el fondo no deja de ser un mito y no hay nada que lo demuestre. En temas míticos, además de todo lo que tenga que ver con el sustrato celta está la historia de los navegantes de la isla fantasma de San Borondón (St Brendan)​. Es muy poco probable que los pocos supervivientes de la armada vencida dejaran mucha descendencia. No es la sensación que le queda a uno después de leer el relato de Cuéllar.

De lo del origen de la familia De Valera no se sabe demasiado y lo que hay no es muy sólido. Yo tendería a desconfiar de que el padre fuera español. Dicen que el nombre de pila era Vivion y nunca he oido ese nombre en España. Yo creo que ahi hay algo turbio, pero a saber…

No sé qué abrás leído de mis notas, pero hice una especie de categoría para comparar Hibernia e Hispania. Aparte de las cosas más o menos anecdóticas que haya puesto ahí y despues de pensar un rato, los puntos más importantes en común que se me ocurren son:

  • El catolicismo y su influencia en la psique nacional
  • Guerras civiles en ambos países a principios del XX
  • Terrorismo nacionalista en los años 70-90
  • Países poco desarrollados hacia 1950 con historias de éxito económico hasta 2000 (ó 2008)
  • Países de emigración que en el mundo son más importantes por lo que han hecho sus descendientes en América que por lo que son en sí mismos.
  • Sustrato celta (hasta cierto punto, porque se exagera mucho)
  • Afición por la juerga (aunque se practique de diferente modo)

Si me pides una lista de diferencias en vez de 7 te saco 70. Uno de mis proyectos de comparación es ir ilustrando aspectos con datos del INE y del CSO. Seguramente sean los mejores lugares para sacar datos que no sean tópicos. Pero voy escribiendo cuando puedo.

No tenía pensado escribir tanto (sorry), a lo mejor reciclo el texto para otra entrada de blog. Creo que mi foma de pensar es un poco densa y me imagino que  a la gente le gustará más oír que Ailbhe es un nombre irlandés de chica y Alba uno español que se pronuncia igual; que la base de la alimentación nacional durante siglos, la patata, fue traida a Europa por los españoles o sobre los irlandeses que han jugado en la liga española de fútbol; cosas así.

Luego no volví a saber de esta moza (si sigues por aquí, saluda). El caso es que tenía previsto poner unas notas comparativas con los resultados del censo irlandés de 2011 y este mes han publicado los del de 2016.

Mi lista de 7 puntos la quería mejorar (¿no es demasiado obvio que la ha elaborado alguien que ha estudiado ciencias políticas?). Tendré que rebuscar en la gastronomía, los deportes y las artes.


Vigilia

04/04/2017

Algunas veces he exagerado un poco diciendo que hay dos Europas católicas y que una es la más relajada que existe en el Mediterráneo (España, Portugal, Italia) y la otra la del catolicismo duro (Polonia , Irlanda y la Ciudad del Vaticano). Irlanda progresa adecuadamente, con lagunas substanciales, pero todavía me encuentro aquí con cosas que sorprenden a mi mentalidad forjada en la España industrial.

Seguro que algunas de éstas también existen en España y lo que ocurre es que los medios de comunicación generalistas no les dan bola. Por lo que sea, y a ese lo que sea lo vamos a llamar la idiosincrasia y tradición del país, aquí la opinión de un obispo parece que vale más. También los llamamientos a los rezos para resolver o más modestamente aliviar tragedias acaecidas parece que tienen más eco, aunque esto es una característica del mundo anglo, o por lo menos de los EEUU. Pray for this, pray for that….

Digo yo que en España también habrá vigilias, aquí se convocan a menudo (“velas con velas” – es mi hallazgo de hoy) para cosas como rezar por los heridos graves, pero un rasgo que me interesa es la vigilia como parte del repertorio de acción y protesta política. Por ejemplo esta noche hubo una frente al Parlamento para llamar la atención sobre la situación de un ciudadano irlandés de origen egipcio preso allá.

No tengo claras cuales son las características que separan a la vigilia de otros tipos de concentración o manifestación política (sentadas etc.) quizás no tengan que ser materiales, sino espirituales como la palabra invita a creer, o tal vez se trate tan sólo de la elección de un término con connotaciones religiosas; la presencia de velas de cera parece clave. Ni siquiera tengo claro si ha de durar toda la noche o si basta con echar un ratillo. Sólo he encontrado un ejemplo de vigilia laica en España y varios más en nuestra América, usando “vigilia para protestar” en los buscadores. Otras son sin duda traducciones de noticias en inglés. Yo me cuidaría muy mucho de usar la palabra vigilia en un contexto que no sea religioso; “concentración nocturna”, “protesta con velas”.

Pero fluye el idioma y al final Alonso Quijano velando las armas en la venta habrá sido el primer subversivo que rechazó plegarse a la realidad.


El mayor espectáculo del mundo

02/01/2017
ads

El único show en realidad

El nuevo año en el huso horario de Greenwich me sorprendió, con petardos y cohetes, en medio de la lectura del The Greatest Show on Earth de Richard Dawkins. Un par de horas después fue el primer libro que he acabado en 2017.

No estoy cualificado para juzgar un libro que sobre todo de biología (geología también tiene), por lo que apenas puedo dejar unas cuantas notas con cosas que querría recordar. Si sólo se pudiera leer una obra del autor creo que sería preferible escoger El cuento del antepasado, de la que diría que es más completa y donde se repiten muchas de las viñetas que aquí aparecen.

La reiteración no es necesariamente superflua, en especial para aquellos que partimos de un nivel científico bajo. Por ejemplo la explicación sobre el funcionamiento de la datación mediante carbono-14 (y otros marcadores) que aquí parece me ha parecido mejor que las que he leído en otras partes.

"Relojes" radioactivos

“Relojes” radioactivos

Unas cuantas ideas sueltas:

  • La historia sobre el cangrejo samurai y la selección artificial que cuenta Carl Sagan en la serie Cosmos y que llevo décadas creyendo es (con mucha certeza) una explicación incorrecta.
  • La historia de la domesticación de zorros de Beliáyev pone el énfasis en la aparición de ciertas características (orejas menos puntiagudas) no tiene funcionalidad sino que van ligadas a los mismos genes que influyen en la agresividad.
  • Aunque los europeos llevaron los caballos a América del Norte hace cinco siglos, con anterioridad la mayor parte de la evolución del animal había sucedido en aquel continente, desde el que se extendieron al resto del mundo poco antes (“poco” entendido en términos geológicos) de extinguirse allí.
  • ¿En el ser humano existe conexión entre el pasado marino de los ancestros (regulado por mareas que se acompasan a las fases lunares) y el ciclo sexual?
  • Las Galápagos tienen nombres en inglés que no tienen nada que ver con los españoles. Los nombres ingleses, que usó Darwin, tiene resonancias marinas y les fueron puestos por los piratas con anterioridad.
  • Gigantismo y enanismo en islas: La regla general es que los animales grandes se hacen pequeños (había elefantes del tamaño de un perro grande en Sicilia y Creta) y los animales pequeños se hacen grandes (como las tortugas de las Galápagos). Hay varias teorías para explicar la divergencia.
  • Los bichos que implantan sus huevos en otros para que las larvas se los coman desde dentro son las avispas icneumónidas. Me interesa recordar este nombre porque seguro que da para alguna metáfora valiosa en las ciencias sociales.
  • La enfermedad por la que algunas personas no sienten dolor (y acaban quemándose en la ducha o con lesiones no tratadas) se llama insensibilidad congénita al dolor con anhidrosis. (La anhidrosis es la incapacidad de sudar).
  • Los marsupiales australianos, entre ellos mi amigo el tilacino, son otra solución de la naturaleza para ocupar los mismos nichos que los mamíferos placentarios.

Creo que Ramón y Cajal dijo que al carro de la cultura española le faltaba la rueda de la ciencia. En otro libro que he leído recientemente, decían que a pesar de ser una lengua importante en términos demográficos el español está por debajo del lugar que debería ocupar en ciencia y tecnología. Estas cosas son ciertas y creo que su origen hace siglos está en el vínculo entre hispanidad y catolicismo.

En principio parece que la ética (y la cultura y la política) de los países protestantes favoreció el desarrollo científico. Ahora bien, no todos los protestantes son así y de otro modo no se explicarían el primer cápítulo y un apéndice del libro, elaborados a propósito de los evangélicos militantes que hay en los EEUU y que quieren bloquear la enseñanza de la ciencia en las escuelas porque “contradice la Biblia”. Con todo lo malo que tenga el catolicismo, al menos de eso no hay y creo que si el libro se adaptara en vez de traducirse al castellano ambos capítulos podrían omitirse (al final supongo que se traduce haciendo alusión a ese problema local de un país grande).

Es posible que la evolución tardo tanto en descubrirse porque el esencialismo platónico la hace contraintuitiva, pero hay tanta gente que vive en una caverna porque quiere…


Sapiens

22/11/2016
ads

Portada

Hace unas semanas, leyendo a Dawkins, me quedé en algún momento con la duda de si el adjetivo “humano” debía entenderse como aplicado exclusivamente a nuestra especia o a todo el género homo. En esta breve historia de la Humanidad (que en español se ha subtitulado “de animales a dioses”) el autor israelí resuelve la ambigüedad llamándonos sapiens a secas a los humanos modernos.

Ahora me ha dado por buscar controversias cada vez que termino un libro. Así me he enterado de que el autor es vegano y homosexual. Lo primero se puede intuir a ratos en el texto y lo segundo diría yo que no. Es también de origen judío, quién sabe si de creencias. Tiene que haber mucha racionalidad en lo que está escrito para que me parezca razonable, ya que parto de postulados bastante alejados del veganismo judeogay. Si hay un modo de comprender la realidad que es común a todos, y lo hay y se llama ciencia, hay esperanza.

Me parece muy elegante la honradez de admitir que una parte muy importante de la prehistoria, la de qué pensaban los sapiens de sí mismos, no se puede conocer. Siempre me han indignado las teorías esotéricas de que si tal escultura es una diosa de la fertilidad y que si esta columna es de un templo que seguramente sería para un culto solar. La verdad es que no se puede saber y punto.

La caracterización de la agricultura como algo negativo para el sapiens en tanto que individuo a la vez que positivo para la especie (más densidad de población, pero individuos peor alimentados, con peor desarrollo y más vulnerables a enfermedades) es un elemento bien elaborado en el libro y que aún no ha calado en la conventional wisdom de la plebe. No sé cuánto tardará en llegar. Hay un gran detalle narrativo. No me habría sorprendido leer que del mismo modo que la abeja usa a la flor, la flor usa a la abeja; pero el relato de cómo el trigo explota al ser humano para extenderse por el planeta me ha fascinado.

Respecto a la revolución cognitiva y a lo que estamos viviendo en el 2016 de brexit y Trump, y lo que tienen de reacción no ya contra la modernidad sino contra la actualidad hay una idea que no aparece explícita pero que para mí viene a indicar que el regreso al nacionalismo es un rechazo a un mundo para el que no existe un relato más o menos coherente. La pluralidad de relatos de la postmodernidad o la negación de un relato único no sirve para quienes añoran la seguridad del pasado.

  • Caza-recolección  //  Mitología
  • Agricultura // Religión
  • Industria // Nacionalismo
  • Postindustria // ????

En otro orden de cosas, encontré una idea que llevaba conmigo mucho tiempo y que plasmé hace unos días, pero mejor escrita. Yo lo escribí a propósito de Colón pero lo había pensado muchas veces de los Estados Unidos y de la Iglesia Católica Romana, que son tan grandes que están más allá del bien y del mal, por tomar el título de Nietzsche. Puedo asegurar que no la he plagiado. No gano un céntimo ni ningún prestigio por escribir estas líneas.

Más cositas que me gustan, el experimento analítico de meter en una misma categoría a formas de ver el mundo como el cristianismo o el comunismo (la distinción entre religión e ideología es arbitraria ¿no?), la descripción de los méritos del politeísmo y las reflexiones sobre el mundo capitalista moderno y el consumismo.

No es que sea un gran libro, y no tengo demasiado interés en leer el posterior del mismo autor, pero vale la pena una lectura rápida para reflexionar sobre temas consabidos.


Donde empieza el camino de Santiago en Irlanda

13/02/2016
Iglesia de Santiago (aka St James)

Iglesia de Santiago (aka St. James)

Estoy bastante en contra de utilizar la palabra “Camino” en inglés para referirse a lo que siempre había sido “St. James Way / Way of St. James“, pero es una constante de la lengua inglesa incorporar palabras a troche y moche, incluso para significados ya existentes y una constante universal utilizar palabras extranjeras para quedar como elegante y cosmopolita. También pronunciarlas a la manera extranjera tiene el mismo efecto: Una vez en un café nos encontramos con un tipo que no hablaba una palabra de español y estuvo contando cómo fue en autoestop al Mundial 82 (aquí quizá debería haber dicho “a dedo” por mayor coherencia aunque ni auto-stop exista en inglés). Lo que resultó irritante de la conversación es que hablando de mi ciudad natal y siempre en la lengua de Shakespeare él pronunciaba San Sebastián a la española mientras que yo insistía en San Sebáschen.

Aquí empieza

“El camino empieza aquí”, dicen

Bueno, pues sepan ustedes que decir I want to go Spain and walk the Camino (en vez de St James Way) está de moda en inglés, o sea que es cool y es trendy. Fenómeno que más en general ya habíamos tratado cuando aquél café con leche y que por otra parte tiene algo que ver con una película que también vimos en su día. El caso es que la Guinness de la cerveza, cuyo museo es uno de las atracciones turísticas de Dublín se encuentra en St James Gate, que así suele aparecer incluso en guías turísticas en español (o sea que funciona para los dos lados y en realidad más para éste que para aquél) y que no es otra cosa que la Puerta de Santiago.

Al lado mismo de las instalaciones cerveceras está la iglesia de Santiago que según indican es el inicio del viaje a la primera trampa para turistas de Europa. Al parecer desde principios del siglo XIII salían de aquí para Santiago de Compostela. Aunque esto está lejos de lo que hoy es el puerto por entonces el mar llegaba a lo que es el centro de la ciudad así que embarcaban desde esta parte de la ciudad. En la actualidad uno puede comprar el pasaporte de peregrino  y ponerle el primer sello en esta iglesia dieciochesca.

Los horarios de misa seguro interesan a mis lectores

Los horarios de misa seguro interesan a mis lectores

Pocas conexiones más puede haber entre Hibernia e Hispania en un barrio cutre (aunque con cierto encanto) como The Liberties.


Lavabos latinos y anglosajones

07/02/2016
Lavabo

Lavabo (18.12.2015)

Lavabo quiere decir en latín “lavaré”. Esto lo he aprendido hace poco y a mí me confunde porque en italiano lavavo significa “(yo) lavaba”. La mayoría de los españoles tendrá en su cuarto de baño una pila con grifo a la que le da ese nombre. También franceses e italianos; portugueses creo que no. En España a veces con elegante y eufemística metonimia se llama a la estancia con el nombre del invento (y también de otro par de inventos que suele haber en ella).

Bien, al parecer, antes del desarrollo de la hidráulica y el acceso de grandes capas de la población al agua corriente lo más parecido que había era la fuente en la que el sacerdote se lavaba las manos antes de la eucaristia, mientras pronunciaba las palabras mágicas “lavabo inter innocentes manus meas”. Este lavado de manos, diferente del de Poncio Pilatos, está en el origen del nombre.

En el inglés de las islas Británicas los lavabos de los aseos se suelen llamar sink, que es idéntico nombre al que se da la fregadera y a que se hunda el Titánic, que ya parece pobreza léxica. Esto es hablar por hablar, ya que tanto el español como el inglés (y cualquier otra lengua) están llenos de casos en los que un idioma diferencia lo que el otro no (por ejemplo, en el ámbito deportivo, para lo que en español se llama “pista” en inglés hay que distinguir entre track, floor, ring, court y rink por lo menos), pero es fácil que un necio vea sólo un ejemplo e intentar deducir algo de la naturaleza de la lengua o de la de sus hablantes a partir del mismo. Es fácil que yo haya sido a veces ese necio.

Por cierto, en las islas Británicas se conservan muchos lavabos con la peculiaridad de tener grifos separados y alejados para el agua fría y caliente, lo que complica la obtención de agua templada.

El truco

Por saber, sabía hasta que en los EEUU la palabras es washbasin. Lo que no sabís es que la palabra lavabo, así tal cual, sigue aplicándose en inglés al ornamento litúrgico o al menos la usará quien suela hablar de estas cosas. Encabeza esta entrada uno con forma entre la de la clásica tetera y la de la lámpara mágica de Aladino que hay en el Museo Nacional de Irlanda, el de arqueología de Kildare st.


Dios no es bueno

31/01/2016

En los dos o tres años anteriores a su muerte había oído hablar mucho de Christopher Hitchens y recuerdo haberle leído algunos artículos sobre la enfermedad. Últimamente he visto muchas citas suyas en las redes sociales y a Richard Dawkins alabar su prosa, pero no le había leído ningún libro. La semana pasada me encontré con este God Is Not Great en una librería de segunda mano (la primera página del ejemplar tiene una dedicatoria: Memories of Paris, 22/07/2007). Es curioso el matiz de la traducción española del título.

Creo que en general todos deberíamos leer libros que contengan argumentos que contradigan hasta cierto punto lo que ya pensamos. Mi acercamiento a este libro ha sido más bien lo contrario: ya sabía que iba a encontrarme con ideas hacia las que estaba bien predispuesto. También me parece que es error que casi todos cometemos. De estos temas metafísicos ya hace tiempo que estoy curado. Diría que son las tribulaciones que me ocasiona el monopolio de la educación primaria irlandesa que detenta la Iglesia romana las que me soliviantan y hacen que me reafirme en cosas que hacía años que ni consideraba.

Mi veredicto es que no es un gran libro. En un momento dado me siento casi capaz de escribir un libro parecido, lo cual es ponerlo un poco bajo. Es interesante, pero me ha parecido peor que la impresión con la que quedé tras leer El espejismo de Dios de Dawkins, con el que creo recordar que aprendí bastantes cosas más. Tampoco me parece que sea el enfoque adecuado para que los que creen en cosas mágicas abracen la racionalidad, pero quién sabrá cuál puede ser ese: seguramente el mejor sistema no consista en escribir libros.

No es un libro académico de esos con muchas notas y referencias que acaban siendo prácticamente una obra colectiva de todos los que aparecen en los agradecimientos. Se ve que está escrito muy del tirón y acaso no esté demasiado bien estructurado. Hay algunos fallos disculpables (colocar el monte Ararat en Armenia, “origen sánscrito”-sic– del número cero) y detalles menores como las grafías de algunos nombres propios no demasiado bien cuidadas (¿Bartolemeo de las Casas?). En un momento en que escribe “Márquez-like collective amnesia” he tardado en darme cuenta de que se refería a García Márquez en referencia a un episodio de Cien años de soledad. Los guiris nunca van a entender cómo funciona lo de los dos apellidos.

Le pega a casi todo. Critica a figuras que tienen ese aura de intocables (el Dalai Lama, Gandhi…), otros que ya son clásicos como Teresa de Calcuta, que debe de ser el personaje más sobrevalorado de la Historia. Contra lo que yo habría esperado y pienso deja en bastante buen lugar a Woytiła. Me ha gustado bastante el capítulo que dice que no hay solución oriental y saca las miserias del budismo y otras creencias de Asia.

Sri Lanka. Birmania no estaba aún de moda.

Sri Lanka. Birmania no estaba aún de moda.

Entre las cosas de mi interés tiene unos párrafos que tratan la conexión entre catolicismo y fascismo. En este fragmento la historia de España e Irlanda se entrecruzan:

In neighboring Ireland, the Blue Shirt movement of General O’Duffy (which sent volunteers to fight for Franco in Spain) was little more than a dependency of the Catholic Church.

[Esas miradas cuando le explico a gente en España el sistema de partidos irlandés y cuento que está dominado por dos partidos parecidos al PP y que el que me gusta algo más y  parece un poco menos de derechas mandó tropas a luchar con Franco…]

Entre otras cositas sueltas, que la Ashura de los chiíes en Kerbala se parece a la Semana Santa de Andalucía y que un pensamiento que tengo hace años ya estaba en De Rerum Natura de Lucrecio.

Las partes más flojas me han parecido las del mormonismo (que será porque no me interesa demasiado, ya que la aventura de su fundación tiene bastante guasa) y quizá la del Islam por pura saturación.