Temas navideños 2017

25/12/2017

¡Feliz Navidad!

Y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad. Hoy es uno de los días en que  en Irlanda cierra todo y me he quedado bloqueado en mi rincón del condado de Wicklow ya que ni siquiera hay transporte público para aproximarse a la civilización. Ayer me acerqué al supermercado de al lado de casa para acaparar alimentos y allí pude ver que las cosas ya no son como antes. Ahora ya no cierran el día 26 (san Esteban), así que mi carga acabo siendo menor de lo previsto.

Me imagino que en España es raro encontrar un supermercado abierto el día 24 de diciembre a las ocho de la tarde pero es que en Irlanda no se celebra la Nochebuena. Esto me sorprendió hace muchos años y es una cosa que suelo seguir contando en España. Mis interlocutores se sorprenden y me responden que “si son católicos, cómo no celebran la Nochebuena”. Catolicismo significa etimológicamente universalidad pero parece que algunos de sus aspectos no son tan universales.

Esto nos lo enviaron unos clientes a la empresa

El viernes 22 el jefe (irlandés) nos invitó a comer. Estábamos la portuguesa, la austriaca y servidor. Todos de países de cultura catolíca. En Austria y Portugal el día 24 es también más importante que el 25 en cuanto a las celebraciones familiares. El jefe contó que ellos solían ir a la Misa del Gallo (cuyo nombre, como yo aprendí hace relativamente pocos años, no tiene que ver con el ave ya que en inglés se llama Midnight Mass y también al cementerio. Al parecer en Irlanda la Navidad era el momento de ir al cementerio y el día de todos los Santos, pues no.

Escritorio 1

La familia se fue a Alemania y yo me he quedado aquí poniéndome al día con lecturas y cosas. Hay gente a la que le sorprende mucho que alguien pase las navidades solo y todos los años me invitan a cenar a varios sitios, que yo declino porque me resultaría muy incómodo ser el proverbial pobre que la gente lleva a su mesa.

Escritorio 2

En la oficina hicieron un concurso de decoración de escritorios en el que yo fingí participar poniendo por encima cuatro cosas que me habían dado otros a quienes le sobraron. Lo gracioso es que ganó Mohamed de Pakistán, que quizá no sepa demasiado de lo que fue la Navidad, aunque el capitalismo global nos haya puesto a todos en el mismo plano. En todo caso, se demuestra que tres milenios y muchas generaciones de antepasados en la civilización judeocristiana no dan ninguna ventaja a la hora de colocar espumillón con estilo.

La cena de navidad de este año fue el día 14 y estuvo bien. Por cierto, esto también es una tradición que va por países: en nuestra empresa al menos en el Reino Unido no se hace nada, en Suecia se hace una cosa más glamurosa a la que van las parejas de los emplados, en Francia algo parecido a lo nuestro. No me he enterado aún de si la oficina de Madrid hace algo o no y lo tengo que preguntar. Yo comenté un día, aunque no estoy seguro del todo, que me parecía que la cena de empresa española estaba sustituyendo a la tradición, más antigua, de la cesta navideña. Quizá porque la cesta era más fácil considerarla un derecho adquirido. Esto lo tengo que averiguar.

Fue en un restaurante en la que se puede considerar calle más antigua de Dublín, Fishamble st, junto a la catedral de la Santísima Trinidad que llaman Christchurch, donde se estrenó El Mesías de Haendel. Algo muy bueno para mí, aunque recibió críticas, es que empezamos a comer muy temprano (era más una comida tardía que una cena) y a las ocho de la tarde ya estaba en casa.

Aprovecho para enviar mis mejores deseos para estos días y el año por venir a todos los que hayan caído en esta página.


Ali y Nino

03/07/2017

Ali und Nino (1937)

Hace ya más de seis años que leí una interesante entrada sobre el misterio de Essad Bey. Por mera coincidencia eso fue unos pocos meses antes de llegar al Transcáucaso, destino que nunca me había planteado. De las lecturas previas y posteriores al paso por Georgia, Armenia e incluso podía decirse que Azerbaiyán me quedó la voluntad de leer el “Ali y Nino” y con gran fortuna esta semana ha caído una traducción española en mi manos. Al parecer existen otras tres anteriores en castellano pero ésta es la más reciente (2012). De entre las varias versiones  cinematográficas debe de haber alguna más reciente aún.

La historia de amor entre una princesa georgiana y un noble azerí sirve muy bien para hacer comparaciones y alegorías  de la tensión compleja entre Oriente y Occidente o entre el cristianismo y el islam. Hay muchas frases muy interesantes a este respecto, pero la que me resulta más destacable es el alegado del padre de Ali Kan en el capítulo 22, no por nada específico de lo del choque de civilizaciones sino por cómo se puede observar el mismo fenómeno en muchos contextos políticos diferentes. El conflicto identitario empieza como conflicto interior :

«Eres un hombre valiente, Alí Kan. Pero ¿qué es el valor? Los europeos también son valerosos. Tú, y todos los que lucharon contigo, ninguno de vosotros sois ya asiáticos. Yo no odio a Europa. A mí Europa me resulta indiferente. Tú sí la odias, porque tú llevas dentro de ti un trozo de Europa. Fuiste a un colegio ruso, estudiaste latín, tu mujer es europea. ¿Acaso sigues siendo asiático? Si hubieras vencido tú, tú mismo hubieras introducido a Europa en Bakú sin darte cuenta. Da lo mismo que sean los rusos o nosotros quienes construyan las carreteras y abran las fábricas. No podía ser ya de otra manera. Cuando un hombre asesina a tantos enemigos con tal sed de sangre, ya hace tiempo que no es un buen asiático.»

La reacción identitaria la protagoniza siempre un mestizo que ya ha perdido la supuesta pureza ideal y pretende recobrar aquel pasado glorioso, que suele ser una ensoñación sin demasiado contacto con la realidad.

Luego lo de Occidente y el Islam. A mí me gustan estas metáforas novelescas porque le dan a uno la sensación (falsa) de que se puede comprender con un destello la complejidad de procesos históricos de gran calado. Por suerte y por desgracia esto no es así y en planteamientos como ¿cuáles son las diferencias entre Oriente y Occidente? no sólo las respuestas son bastante malas sino que lo más probable es que la pregunta y las categorías que pretende comparar también lo sean. Al menos invita a reflexionar, que no es poco.

En todo caso, es un bonito paseó por el corredor que va de Tiflis a Bakú, con excursiones al Alto Karabaj y hasta Teherán. Recomendable para quienes estén interesados en la historia del Imperio Ruso en Asia y en aquella visión romántica del Cáucaso como Far West que desde el principio dejó su impronta en la tradición literaria rusa.


Tulipanes negros

24/04/2017

Tulipanes blancos y negros

En los años ochenta había en España un anuncio de televisión de un desodorante llamado Tulipán Negro, que no sé si sigue existiendo. Sólo recuerdo del spot el coro de voces declamando tulipán neegro. Por entonces no sabía de la novela de Dumas ni si de verdad podían existir tulipanes negros. De hecho creo que no he visto uno hasta ayer, cerca del parque de Fairview.

En Dublín la jardinería es un servicio bastante más eficaz que la limpieza de calles y recogida de basuras. Los jardineros van rotando las flores según la época del año. Los tulipanes son una imagen frecuente y aunque ciertamente hay conductas antisociales de desaprensivos no se dirigen hacia la flora del modo en que me imagino que podría suceder en España, donde cuando no hay alguien que las destroza por diversión no falta la puta vieja que se las lleva para su casa.

Puente sobre el Tolka en East Wall


Vigilia

04/04/2017

Algunas veces he exagerado un poco diciendo que hay dos Europas católicas y que una es la más relajada que existe en el Mediterráneo (España, Portugal, Italia) y la otra la del catolicismo duro (Polonia , Irlanda y la Ciudad del Vaticano). Irlanda progresa adecuadamente, con lagunas substanciales, pero todavía me encuentro aquí con cosas que sorprenden a mi mentalidad forjada en la España industrial.

Seguro que algunas de éstas también existen en España y lo que ocurre es que los medios de comunicación generalistas no les dan bola. Por lo que sea, y a ese lo que sea lo vamos a llamar la idiosincrasia y tradición del país, aquí la opinión de un obispo parece que vale más. También los llamamientos a los rezos para resolver o más modestamente aliviar tragedias acaecidas parece que tienen más eco, aunque esto es una característica del mundo anglo, o por lo menos de los EEUU. Pray for this, pray for that….

Digo yo que en España también habrá vigilias, aquí se convocan a menudo (“velas con velas” – es mi hallazgo de hoy) para cosas como rezar por los heridos graves, pero un rasgo que me interesa es la vigilia como parte del repertorio de acción y protesta política. Por ejemplo esta noche hubo una frente al Parlamento para llamar la atención sobre la situación de un ciudadano irlandés de origen egipcio preso allá.

No tengo claras cuales son las características que separan a la vigilia de otros tipos de concentración o manifestación política (sentadas etc.) quizás no tengan que ser materiales, sino espirituales como la palabra invita a creer, o tal vez se trate tan sólo de la elección de un término con connotaciones religiosas; la presencia de velas de cera parece clave. Ni siquiera tengo claro si ha de durar toda la noche o si basta con echar un ratillo. Sólo he encontrado un ejemplo de vigilia laica en España y varios más en nuestra América, usando “vigilia para protestar” en los buscadores. Otras son sin duda traducciones de noticias en inglés. Yo me cuidaría muy mucho de usar la palabra vigilia en un contexto que no sea religioso; “concentración nocturna”, “protesta con velas”.

Pero fluye el idioma y al final Alonso Quijano velando las armas en la venta habrá sido el primer subversivo que rechazó plegarse a la realidad.


Escarapela de comulgante

18/01/2016
irlanda-dublin-tienda-comunion

Escaparate

Entre las delicias con las que me ha sorprendido mi nuevo barrio de adopción de The Liberties varias corresponden al comercio minorista. En una calle como Thomas st, en la que antiguamente para prosperar y poder pertenecer a un gremio había que ser protestante, existe una tienda especializada en trajes de comunión para varones. Incluso en los tiempos británicos los más del populacho eran católicos. El catolicismo correlaciona se lleva muy bien con la pobreza básicamente porque es una ideología pauperista.

 

irlanda-dublin-comunion-trajes

La moda de la temporada

Lo mismo que mi señora madre se preguntaba si los irlandeses podían ser católicos de verdad sin hacer cena de Nochebuena, ante este escaparate me he planteado qué habrá sido de los trajes de almirante, la gorra marinera y los alamares. Y qué sentido tendrán estas escarapelas como de vencedor en un concurso de ganado. Si habrá alguna simbología en los colores o si representan alguna cosa.

Escaparate

Las escarapelas

Poco ducho como soy en sacramentos no he sido capaz de averiguarlo y tan sólo anoto una más en la lista de diferencias entre el catolicismo hibérnico e hispánico. Estas son siempre especialmente curiosas, dado que el significado etimológico de católico es sinónimo de universal.


Pequeña Navidad

06/01/2016
Los Reyes Magos en un manuscrito armenio de 1451 que se conserva en Dublín

Los Reyes Magos de Oriente en un manuscrito armenio de 1451 que se conserva en Dublín

Alguna vez que había contado lo de que en España e Hispanoamérica no hay (todavía) tanto Papa Noel y lo de los regalos navideños es el día de Reyes me respondieron con un “Little Christmas?” que hasta hoy que lo he mirado no sabía que era una cosa más bien irlandesa, aunque también de zonas más o menos norteñas o célticas del país vecino. En realidad no es que sea una fecha especialmente señalada para ellos, así que es perfectamente posible estar aquí toda una vida y que pase absolutamente desapercibida.

También leo que en condados meridionales de la costa oeste de Irlanda lo llaman “la Navidad de las mujeres” y que tienen tradiciones parecidas a algunas que en Iberia se relacionan creo que con santa Ágata. Son curiosidades, pero la Epifanía, que es importante en otros países europeos (ayer me llegaron mensajes diciendo que las oficinas de mi empresa cerraban en España, Italia, Francia, Polonia y Alemania – Múnich sí, Fráncfort no). Una vez puse una nota diciendo que en inglés epiphany es “revelación”, en el sentido de una idea que de pronto nos ilumina. Con razón se preguntaba mi vieja si los irlandeses de verdad erán católicos.

A causa de unos paquetes que llegaron con retraso mi niña oyó hablar de los Reyes Magos de Oriente por primera vez la semana pasada, pero hoy ya no hemos podido aguantar la tensión y ya le hemos dicho que es una historia de ficción y que son los padres. Aunque soy de ideas liberales (también en lo económico) me criaron como marxista y materialismo me sigue resultando un marco adecuado de pensamiento. Por mucho que os cuenten de la ilusión de los niños a los niños no les hace ninguna ilusión que les engañen sino maximizar su bienestar en forma de juguetes o lo que sea.


Feliz Nochebuena, Navidad y Fiestas

24/12/2015
Un "collage"

Un “collage”

Hoy he ido a la oficina y sólo estábamos otro tipo y yo. La mayoría de la gente, de vacaciones o trabajando desde casa. Ya he contado alguna vez que la Nochebuena no es propiamente una celebración en Irlanda. Esto lo descubrí el primer invierno que pasé aquí. Mi señora madre dijo que cómo iba a ser católicos los irlandeses y no celebrar la Nochebuena. La tienda que tengo al lado del trabajo ha puesto un cartel con los horarios de estos días. Cierra mañana y pasado mañana pero hoy iba a estar abierta hasta las once de la noche. No sé las de los chinos de ahora, pero en mis tiempos no me abría imaginado tal cosa en España: una tienda abierta un 24 de diciembre casi de medianoche. A principios de los años noventa, cuando algunos salíamos a echar unas cervezas entre amiguetes tras cenar con la familia ya se veía como algo medio raro.

Esta diferencia inter catholicos de España con Irlanda la voy a conectar con una discusión interesante que hubo el otro día en el tajo a la hora de comer, en la que se comentaba eso de que en EEUU la gente dice Happy Holidays en lugar de Merry/Happy Christmas como suele hacerse en Irlanda. En EEUU o el Reino Unido se hace porque hay un porcentaje muy grande de población de origen no cristiano. Algunos dicen que es por quienes no son creyentes, pero a mí al menos y creo que a la mayoría, me parece muy normal decir Feliz Navidad, porque para mí la Navidad son dos semanas que quedan entre el final de un año y el inicio del siguiente (también comenté una vez que oír “after christmas” automáticamente pone mi mente en el 7 de enero, mientras que aquí suele se entiende el 27 de diciembre). El caso es que para mí la Navidad tiene que ver con el natalicio de Jesús de Nazaret lo mismo que agosto con Octavio César Augusto o martes con el dios de la guerra. No niego la conexión pero a efectos prácticos es irrelevante. No hace falta creer en los dioses de los judíos y los romanos para usar esas palabras.

Total, que mientras mis compañeros lo comentaban yo estaba pensando que al menos esa gilipollez no nos acabaría sucediendo a nosotros, ya que en español se ha dicho “Felices Fiestas” de toda la vida de Dios (en realidad no tanto, porque lo tradicional era felicitar “las Pascuas”, que ahora ya ni se sabe lo que son). El caso es que se lleva haciendo varias décadas y no con ningún sentido ateo ni multiculturalista, ya que “Felices Fiestas” lo pueden decir y lo dicen los creyentes, los practicantes y hasta el clero y sin condenarse por ello a los infiernos. Luego me quedé con la duda de si este debate no acabaría por darse ya que siempre tiene que salir un tonto a reinterpretarnos el mundo tras una mirada superficial al de los anglos.

Seguro que no es el primero.


Dinosaurios

06/12/2015
j

Saurios jurásicos y cretácicos

Ayer fue en Irlanda un día de viento malo, con decenas de vuelos cancelados en el aeropuerto de Dublín y un montón de carreteras cortadas. Me pasé todo el día en casa oyendo el vendaval con las ventanas cerradas y creo que fue una buena decisión la de no salir. Hemos hecho la niña y yo un atlas del mundo con pegatinas de dinosaurios. Los libros de pegatinas están muy bien para mantener la atención de los pequeños. A mí también me gustan los de temática científica infantil ya que así puedo repasar aspectos que ni el sistema educativo español ni mis lectúras erráticas han cuidado especialmente.

Puede que las eras geológicas y los dinosaurios fueran uno de ellos. Lanzo aquí la hipótesis de que en el mundo anglosajón la paleontología goce de un mayor prestigio en general y además de una mayor presencia en manifestaciones de cultura popular que en el mundo hispano. Puede que sólo sea una manifestación más de la ausencia de la rueda de la ciencia en el carro de la cultura que dijo Ramón y Cajal. No es sólo España, es también Hispanoamérica. Para mí la conexión tiene que ver con el estrecho vínculo entre el universo de nuestra lengua y la Iglesia de Roma, pero da para una tesis larga.

En el mundo anglo y en inglés me he encontrado con frecuencia con chistes sobre los cortos brazos del tiranosaurio y con personajes fascinados por los dinosaurios como aquel Ross de la serie Friends y últimamente George el hermano de Peppa Pig, serie de dibujos animados gracias a la cual hace poco descubrí que el brontosaurio ya no se consideraba una especie sino una variedad de apatosaurio (es un asunto aún discutible, pero en fin).

En el maravilloso póster que hemos hecho aparecen el Albertosaurio (por Alberta, en Canadá) y el Atlascopcosaurio (Atlas Copco era un importante cliente de una empresa para la que trabajé). Para mi lista de cosas pendintes: una recopilación de palabras – no sólo nombres de dinosaurios- que en inglés acaben en -on y en español en -onte.

ji

Pegatinas a porrillo


Estereotipos de alemanes y británicos

22/11/2015
asx

Portada buena

Hay un dicho en inglés que dice que no hay que juzgar un libro por su portada. Tenían que extenderlo a comprarlos. Hace unas semanas o meses adquirí y leí en el día un volumen de hermosas solapas. Lo había escrito un periodista alemán que lleva media vida viviendo en Inglaterra, lo que a un tipo de menos de cuarenta años a lo mejor lo convierte en la mitad de cada cosa. Trata de las diferencias y conexiones entre ambas culturas, una continental y otra insular pero al fin y al cabo para nuestra perspectiva meridional dos culturas germánicas.

Si uno mismo tuviera que escribir un libro sobre el tiempo que se le ha escapado en las islas británicas sería sin duda uno muy diferente. Aparte de una serie de reflexiones continuas sobre el país de origen y el de estancia no había en Keeping Up with the Germans demasiado que yo pudiera conectar con mi propia vida y esfera cultural. Apenas algunos detalles que rozan la parte alemana (las navidades con Dinner for One), y en tanto que habitante dublinícola y aficionado a la historia de la ciudad, esa llegada de Heinrich Böll y su encuentro fortuito con la camioneta de las lavanderías de la esvástica.

El método comparativo en antropología muestra importantes limitaciones a la hora de ofrecer conocimiento. Una observación que suelo hacer a los irlandeses es que tienden a definir su cultura como los elementos que no están presentes en la otra isla, cuando en realidad los elementos comunes son mucho más, sobre todo para los que los observamos desde fuera. Un ejemplo podría ser que ellos miran mucho lo de los respectivos acentos, mientras que para los demás lo obvio es que hablan el mismo idioma. A lo mejor buscar imágenes de English breakfast y de Irish breakfast en Google Images ilustra lo que quiero decir mejor que otra cosa. Bien, lo que me sugiere este libro es extender eso a la Europa del norte, sean los Países Bajos, los de habla alemana o Escandinavia.

Había también alguna consideración interesante respecto de la educación segregada por sexos, la Baader-Meinhof y (cómo no) el fútbol, que es fuente de numerosos contactos y conflictos, pero en general fue para mí una lectura que entró en la categoría de olvidable y que apenas he recordado hoy porque me he encontrado con un gráfico un poco tonto sobre cómo ser alemán que me ha recordado la portada del libro de Oltermann.

Cómo ser alemán

Cómo ser alemán


Sobre lo obvio

26/10/2015

Hoy era día festivo en la República de Irlanda, donde se celebraba “el último lunes de octubre”. No es coña, aquí aparte de la Navidad, el Viernes Santo y otro par de cosas hay varios festivos así: “el primer lunes de mayo”, “el primer lunes de junio”, “el primer lunes de agosto”. Como el mundo globalizado no deja de dar vueltas y me los correos del trabajo me siguen llegando al teléfono (aunque a veces haga algo de caso y a veces de algo de caso omiso) ya he visto parte de lo que tendré que hacer mañana, y al menos tendré que dar una respuesta curiosa.

Un compañero de la oficina de EEUU de nombre indostaní y al que no conozco personalmente me ha escrito para decir que ha hecho algo que no debía con una factura de un cliente español que llevo yo y que se había equivocado porque él tiene uno en Brasil que también se llama “Banco”.  Nunca se me habría ocurrido que hay angloparlantes para los cuales el hecho de que “banco” sea lo mismo que bank en otro idioma no resulte algo obvio. La respuesta fácil es decir simplemente eso, que “banco” es bank en español y portugués, pero incluso esto implica dar por supuesto que el interlocutór sabe que en Brasil se habla portugués.

En mi empleo anterior teníamos un cliente que era “Norecuerdoqué Soluciones” y había una tipa irlandesa que intentaba pronunciar soluciones como me oía a mí hacerlo y se le atragantaba. Un compañero suyo irlandés le dijo que podía decir solutions y ella preguntó si “soluciones” quería decir solutions.

No me las voy a dar de listo, ya que también tengo clientes chinos con nombres compuestos por un montón de monosílabos chungos de los cuales no conozco ningún significado y alguno podría ser “banco” o “soluciones”, pero puede ser muy curioso reflexionar en contextos multiculturales sobre qué es y qué no es obvio. Cuando hablo con mi familia de España y les digo que estoy en casa porque es fiesta me siguen preguntando a ver qué se celebra.