La nueva sede del Banco Central de Irlanda casi lista

17/12/2016
1

La luz crepuscular de diciembre a las dos de la tarde

El Banco Central de Irlanda (el equivalente al Banco de España, el que hacía el dinero) ocupa un edificio con forma de sandwich feo en Dame st, a espaldas de Temple Bar. Un banco de inversiones quebró y dejó su plan para cuartel general por terminar y acabó, junto con mucha deuda, en manos de los contribuyentes.

2

Trabajando en sábado

Durante años el armazón de hormigón de este edificio frustrado fue parte de las imágenes de fondo en cualquier noticia sobre la crisis y el rescate a Irlanda que pudiera emitirse en cualquier noticiero extranjero. Hoy ya ni oyes hablar de los PIIGS.

3

Formas geométricas: ni sé qué representan ni para qué sirven

Al final, mal que bien, el edificio ha ido yendo para arriba. Se suponía que los empleados iban a empezar a trabajar en él a principios de diciembre pero aún no está, aunque parece que no falta demasiado. Si además están trabajando los sábados como hoy.

4

Las oscuras grullas mecánicas de tu balcón sus nidos a colgar

Por lo que he podido ver, el proyecto del Banco Central es diferente al original a pesar de haber mantenido la misma estructura. Hay unas formas triangulares del color del dinero que le dan un aspecto irregular y curioso. A pocos metros del Centro de Convenciones puede convertirse en un elemento icónico de la ciudad o algo. Un becerro dorado.

5

Triángulos y romboides de vil metal

No es la única construcción en marcha en la zona. Aunque no se vean tantas grúas como hace diez años sin duda han vuelto a aparecer. En el solar contiguo han levantado una estructura en tres meses también en la misma calle han restaurado un antiguo hotel ferroviario de ladrillo rojo. Siempre me gustó mucho y creí que acabaría siendo demolido.

6

Así quedará el muelle

Al otro lado del río sigue la construcción de un edificio de gran altura. Existe un folleto de propaganda electoral de los Progressive Democrats en 2006 que lleva años divirtiéndome por el delirio de concebir un Manhattan céltico. Ese partido político precisamente formó parte de la coalición de gobierno por aquel entonces y dada su clarividencia ya no existe. Dublín nunca va a ser Hong Kong, pero ni tanto ni tan calvo.


El templo de Lúxor

21/10/2016
Sin gente

Sin gente

El otro día me he dado cuenta por casualidad de que hace diez años de cuando recorrimos Egipto, o por decirlo con más precisión (aunque Egipto no deje de ser una raya de agua en la arena) de la semana que pasamos entre El Cairo y Lúxor. Después de bastantes años se me ha ocurrido volver a mirar las fotos de entonces. La edad se va notando. El país también ha cambiado mucho, en varios sentidos a peor, y ahora no me parece un destino tan apetecible como en 2006.

Eso puede que tenga alguna ventaja. Llegamos a Lúxor tras una noche entera en tren y tras encontrar alojamiento el primer lugar que fuimos a ver fue el templo que da nombre al sitio. Lúxor es en árabe al-Uqsur, que es el plural de al-Qsar. Las guías turísticas se escriben primero en inglés y luego se traducen y dicen que el nombre significa “los palacios” pero “los alcázares” es una traducción mucho más acertada hacia lo nuestro. Cuando los árabes llegaron en el siglo séptimo descubrieron los templos enormes cubiertos por la arena y por alcázares los tomaron o así los llamaron.

En la entrada del templo, que creo que debe verse antes que el de Karnak, ya que hacerlo al contrario podría resultar decepcionante, tomé dos fotografías. Una en la que no podía verse la muchedumbre turística y otra con la realidad de lo que es o lo que era aquello. Seguramente hoy día esté menos concurrido, para alivio del visitante y tristeza de la economía local.

Con gente

Con gente


Irlanda del Norte 3 – España 2, Belfast 06-09-2006

06/09/2016

Hoy hace diez años de la vez aquella que fuimos a Belfast a ver el partido clasificatorio para la Eurocopa de 2008 que enfrentó a Irlanda del Norte con España. Es la única vez que he ido al fútbol en mi vida. Se lo agradezco al maestro Carlos, que consiguió las entradas y nos llevó con gran mérito. Fue toda una experiencia a pesar de la derrota tras haber ido por delante en el marcador en dos ocasiones. Se nos vió muy ufanos (0:35) celebrando el primer gol, el de Xavi. Creo que no había ni cien españoles en el estadio, contando como dos a Manolo y al bombo. Quién iba a ir desde España un miércoles a un sitio como Belfast para ver un triste partido clasificatorio de esos que se tienen que ganar con facilidad.

Un periódico de la época (ya no existe)

Un periódico de la época (ya no existe)

Herald AM (Dublín 07-06-2006)

Herald AM (Dublín 07-06-2006)

Al día siguiente tenía una reunión de crédito en el trabajo con gente bastante futbolera. Hubo un poco de guasa. Me guardé el periódico gratuito que solían dar en la estación del trenes.

Tengo fotografías del partido que son bastante malas, debido a la oscuridad, la mala cámara que tenía por aquel entonces y a que en el fondo estaba a otra cosa. Aquí las dejo por si aportan algo a algún historiador del fútbol.

Pasando la seguridad

Pasando la seguridad para acceder al estadio

La llegada al estadio no fue problemática, algunos coches nos pitaron al ver que íbamos en uno con matrícula española. Creo que un tipo nos dijo que nos iban a meter tres, como finalmente pasó.

Portería

Portería rival en la primera parte

Nos tocó en un rincón del estadio en cuya portería pudimos ver tres goles, uno propio y dos contrarios. El que se me quedó grabado en la memoria fue “el globo”, el tercero de ellos. Los tres los metió el mismo tío.

Estos que estaban justo enfrente de nosotros fueron los que más animaron

Estos que estaban justo enfrente de nosotros fueron los que más animaron

Otra de las cosas que me impresionó fue el himno de Irlanda del Norte, que hasta ese mismo día no sabía que era el mismo God save the Queen que también canta Inglaterra. No el himno en sí, sino la solemnidad y el cómo resonaba en un estadio relativamente pequeño.

Preparándolo todo

Preparándolo todo

Tengo más fotos de los preparativos, el calentamiento y la ceremonia de himnos que del partido propiamente dicho, ya que aunque el ritmo no fue precisamente trepidante tenía la atención en el juego por si, buena o mala, pasaba alguna cosa.

Calentamiento y banderas

Calentamiento y banderas

Llegamos con algo de luz del día, pero anocheció antes de que empezara el partido.

Portería de lejos

Portería de lejos

De lo que pasaba en el área lejana me enteraba más bien por una pantalla gigante que había junto a aquella portería. Me imagino que esto será lo normal en los estadios. También habrá gente de vista más aguda y estadios mejor iluminados.

El único jugador que ha ido a Inglaterra y no ha aprendido inglés

El único jugador que ha jugado en Inglaterra y no ha aprendido inglés

Por culpa de una foto de José Antonio Reyes que he visto algunas veces en el ordenador tenía la sensación de que lo había visto jugar y sólo chupó banquillo. En estos tiempos es muy sencillo acceder a este tipo de información.

Raúl y Ramos

Raúl y Ramos

Este fue el último partido internacional de Raúl. A pesar de que la mala memoria lo desvirtúa todo, tengo la sensación de que Ramos jugó tirando a bien en un partido flojo de la mayor parte del equipo.

Vamos a empezar

Vamos a empezar

Niños, banderas, himnos, etc.

Himnos

Himnos

afsads

Una mascota

Una mascota  o algo y la bandera de Nigeria

Veo que en Irlanda del Norte, como en el fútbol gaélico de Irlanda también hacen lo de apropiarse de una bandera que contenga los colores de la camiseta: Andalucía, Nigeria. Recuerdo que había una prominente bandera de Gibraltar. No sé si para hacer rabiar a la peña, pero tiro errado ya que creo que en España apenas unos cuantos conocen la bandera de Gibraltar.

Un plátano sujetando una bandera de Galicia

Un plátano sujetando una bandera de Galicia

En el descanso (1-1) se nos acercaron los de las radios a preguntar cómo estábamos viendo el partido y la impresión general era que no estaba yendo bastante bien. Luego al final yo salí en la COPE diciendo que era un desastre y que hacía falta un cambio de seleccionador. Ahora resulta gracioso recordarlo, porque aunque unos días después empataron con Suecia dando bastante pena, al final el equipo se clasificó primero de grupo para la Eurocopa de 2008 que acabó ganando así como el Mundial de 2010 y la Eurocopa de Polonia-Ucrania en 2012. Este partido fue un punto de inflexión en una trayectoria históricamente triste adornada por el infortunio.

Uno de Bilbao que vivía junto al estadio y lo sabía todo de la selección de I.N.

Uno de Bilbao que vivía junto al estadio y lo sabía todo de la selección de Irlanda del Norte

Mucho colegueo con la prensa debido a que éramos cuatro gatos. Andaba por ahí un comentarista deportivo un poco chorra que en aquellos tiempos se había hecho famoso en la prensa del corazón por líos de faldas.

Estrella atendiendo a los medios

Estrella atendiendo a los medios

Después de acabar, los norirlandeses estaban celebrando exultantes. Desde nuestra grada hasta la salida teníamos que pasar por muchas gradas de la hinchada local, que quería quedarse más tiempo de juerga. Varios nos dieron la mano y nosotros les felicitábamos por el partido, que estuvo más que bien para un equipo pequeño. Un ambiente muy sano y de mucha deportividad.

asfd

Noche negra

Recordaba yo que en el mundial de Naranjito también habíamos palmado con los del Úlster. Luego no se han clasificado para casi nada en más de treinta años hasta que este año han llegado a la Eurocopa y eso porque han subido en número de equipos de 16 a 24. Los estuve apoyando en la tele en el partido que perdieron frente a Gales. Gales también me gustaba, pero prefirieron bréxit.

Córner

Córner

Hermosos recuerdos.

Entrada del Irlanda del Norte - España (septiembre 2006)

Entrada del Irlanda del Norte – España (septiembre 2006)


¿Qué pescado hay en Irlanda?

16/04/2016
Cartel

Cartel

Cuando estoy de gira e intento aprovechar el tiempo tengo la costumbre de fotografiar paneles informativos para su posterior estudio. A veces se me pasa un poco el tiempo ya que es un rasgo de mi carácter intentar abarcar mucho primero y apretar poco después. Por ejemplo, la foto de este cartel que había (y acaso todavía resiste) en Howth la tomé en 2006 hace casi diez años.

El panel explica los tipos de pescado que se capturan en la costa de Dublín tirando al norte. Como nunca he sido demasiado bueno con las traducciones de nombres de peces (ni los de árboles, aves…) y ni siquiera relacionando un nombre conocido con el bicho en sí, me propuse mirar en el diccionario para saber de qué pescado se trataba. Esta es mi lista de traducciones (entiendo que mejorable), elaborada con el diccionario multlingüe que más uso en Internet.

Bass = Lubina
Coalfish = Carbonero
Codling = Bacalao (cría)
Conger = Congrio
Dab = Gallo, Platija
Dogfish = Mielga, Galludo
Flounder = Platija
Mackerel = Caballa
Mullet = Salmonete
Plaice = Platija
Pollack = Abadejo
Pouting = Bacalao (Trisopterus luscus)
Thornback Ray = Raja clavata – un tipo de raya o manta
Sea Trout = Trucha de mar
Whiting = Pescadilla
Ballan Wrasse = Lábrido
Eel = Anguila

Algunos de estos nombres castellanos no los he oído nunca y no descartaría que en la cornisa del Cantábrico se denominase al mismo o similar bichejo por otro nombre. De hecho suele decirse que a veces los nombres cambian de puerto a puerto.

Lo de Irlanda con el pescado es una historia curiosa. Para estar donde están no puede decirse que los irlandeses hayan sido grandes navegantes (como por ejemplo se dice de portugueses u holandeses). Tampoco el pescado forma parte esencial en la dieta de este país con buena materia prima y gastronomía pobre. Irlanda tiene unas aguas territoriales muy extensas en las que pescan flotas de otros países (sobre todo España) y hace poco leí un artículo en que se decía que la entrada a la UE había supuesto renunciar al pescado que nadie capturaba a cambio de recibir ayudas para los agricultores que sí que existían.

Es un asunto que no tiene mucha presencia en los medios. Ocasionalmente puede verse alguna acusación a los pesqueros españoles por prácticas irregulares.

UE. Toneladas pescadas por país (2014)


Museo de arte moderno de Dublín

24/02/2016
A la izquierda los narcisos y a la derecha el museo

A la izquierda los narcisos y a la derecha la entrada al museo

Ayer hizo un día muy bueno. Hacía meses que no veía el cielo raso y soleado. He salido de la oficina alrededor de las dos para acercarme a Kilmainham, adonde no me había aventurado desde diciembre. He ido más o menos por los mismos sitios que en aquel paseo anterior, sólo que esta vez al no ser lunes he querido entrar al museo de arte moderno.

Bonito casco el del dintel

Bonito casco el del dintel

Cuando viene en diciembre creo que podría haberse dicho que eran las dos de la tarde, mientras que en este día radiante eran más bien las dos del mediodía. Aviso para navegantes, la luminosidad de las fotos engaña. Dublín no es así. El color de los días es grisáceo y nublado y los días soleados vienen de higos a brevas, con la única ventaja de que si acaso se disfrutan más.

Reloj de sol

Reloj de sol

El museo de arte moderno se encuentra en lo que fue un hospital que para mí tiene una estructura como de cuartel. Hasta cierto punto me ha resultado más interesante la experiencia de pasear por el recinto y por el edificio histórico, antiguo hospital del siglo XVII, que la de ver nada de lo que contuviera.

Un rincón de Amberes

Un rincón de Amberes

La primera exposición en la que me he metido se llamaba algo así como “Fusilados al amanecer” y consistía en fotografías de lugares en los que soldados franceses, ingleses o belgas fueron fusilados por desertores o cobardes durante la Gran Guerra. Junto a cada fotografía estaba escrito el nombre del lugar, así como el del soldado o soldados ejecutados así como la fecha y hora del fusilamiento. Las fotografías, que se intentaron tomar a la misma hora del día en la que se produjo la ejecución no tienen mucho de especial si se descuenta la reflexión que intentan provocar. Una vez leí que el arte moderno consistía más en ese pensamiento o sensación que se deja en el observador que en el objeto artístico propiamente dicho.

dublin-museo-arte-moderno-05

No es una tableta, sino un libro que ejerce de pantalla de proyección

Esa de la Primera Guerra Mundial no ha estado mal de todo. Me resulta fácil identificarme con los cobardes que exentos de patriotismo intentan escapar de las consecuencias de una guerra que luego se ha demostrado que era especialmente estúpida. La segunda que he visto era algo peor, ya del tipo tomadura de pelo absoluta.

Este vaso era una obra expuesta

Este vaso era una obra expuesta

Y eso que no he hecho fotos de las mayores tonterías, como unos auriculares conectados a una piedra. Al parecer era un monográfico de una tía que hacía un poco de todo. Desde vídeos de ocho minutos que he pasado de ver a pinturas (algunas de colores bonitos) y esculturas (si se puede llamar así a poner unas piedras encima de un folio).

Liebre de Barry Flanagan

Liebre de Barry Flanagan

Tras pasar un rato en la tienda he salido a darme una vuelta por los jardines. He descubierto que hay por aquí una de esas liebres que poblaron la ciudad en 2006 (arte que comenté al encontrarme una de ellas años después en Yereván).

Cosas

Cosas flexibles

Por los jardines había unas cuentas esculturas que como guipuzcoano llamaré chillidescas. Tampoco es que me parezca que sean arte en sentido estricto, pero al menos forjar el hierro requiere más pericia que poner un vaso encima de un papel.

dafdsa

Unos costillares

He encontrado ña lápida del famoso caballo que enterraron con honores en el siglo XIX. En el museo de Collins Barracks tambien hay una exposición dedicada a otro caballo militar (de la guerra de Crimea) cuyo esqueleto encontraron en en el lugar. Llama la atención tanta veneración por los equinos en una ciudad que era la que a la vuelta del siglo tenía los peores suburbios del Reino Unido y donde la gente se moría de hambre y de cualquier cosa.

Esta línea norte-sur también es arte

La línea norte-sur y el obelisco de Wellington

Otra cosa curiosa que había en los jardines era una línea artística temporal de flores, señalando la dirección norte-sur cual meridiano breve.

Casita

Casita

Sin ser enormes ni tener nada demasiado especial, pocas cosas tan agradables como un día soleado y sin viento en unos jardines. Sé que leyéndolo desde otras latitudes no se apreciará en toda su intensidad, pero estamos hablando de un bien que aunque inmaterial es aquí muy escaso.

fdsdfds

El edificio del museo desde los jardines

Siguiendo las líneas geométricas de esta zona verde enclaustrada y por entre los primeros narcisos de la primavera he regresado a la oficina con más energía que antes y también con cierta pena.

Arte clásico y obelisco

Arte clásico y obelisco al fondo


La compañía tal anuncia nosecuantos empleos

23/01/2016

En la presa irlandesa hay dos tipos de noticias que no suelo ver en la española y que se dan con una frecuencia inusitada. Uno es la cantidad de gente que muere en incendios domésticos. El otro, que voy a tratar hoy, es algo que se vende como noticia aunque en realidad seguramente se trate de notas de prensa corporativas. El formato es el que encabeza esta entrada: “La compañía X anuncia que va a incrementar sus operaciones en Irlanda lo cual supondrá la creación de N puestos de trabajo”.

A todo el mundo le gusta una noticia así. No estoy seguro de si la propia empresa es la más interesada. En parte es probable que se haya ganado el favor de los poderes públicos del país a cambio de la promesa de generar empleo. También las autoridades se ven beneficiadas por las buenas nuevas. Por último, a los periodistas les están haciendo el trabajo gratis. Los lectores están encantados. En realidad ni siquiera se dan cuenta de que cuando una multinacional crea 100 empleos en Irlanda sólo 20 de esos van a ser para irlandeses. Eso sí, probablemente los mejores.

Lo peor de todo es que nadie se encarga luego de verificar si esos empleos acaban existiendo o no. Por ejemplo, la compañía para la que yo empecé a trabajar hace ahora diez años planeó una ampliación de estas en 2007 e incluso arrendó el edificio contiguo. Se hizo una inauguración de esas a la que vino el consejero delegado, que era un escoria, desde los EEUU y llamaron al ministro y en la prensa salió que se iban a generar 450 empleos. Al año siguiente, con la famosa crisis aquella que entonces era de las hipotecas subprime y que ahora es la misma pero tiene otros nombres, todo aquel cuento de la lechera se fue al garete. Según se fue reduciendo la plantilla el personal que estaba en el otro edificio volvió al viejo y acabamos siendo menos gente que al principio. Pero eso ya no salió en ningún periódico.

Sé que os estoy descubriendo la rueda, pero es un buen hábito no creerse todo lo que uno lee.


Migraciones

08/11/2015

 

sfds

Franco y los francos

Hace unas semanas, seguramente meses, me encontré en el Youtube con una película española de la pasada década, de la que había oído hablar pero que no tuve ocasión de ver en su momento (2006). Un Franco, 14 Pesetas, de Carlos Iglesias al que sí había conocido en su etapa más boba de la caja tonta y le había visto Ispansi (2010). Ahora, mirando la tipografía de los carteles, me acabo de dar cuenta de que hay un juego de letras entre el Franco de España con mayúscula y el franco suizo en minúsculas.

La película muestra la experiencia de los españoles que emigraron a Suiza (o a Francia, Alemania…) durante los años sesenta y setenta. Uno puede apenas percibir lo cutre y falta de expectativas que era la España de la época (y eso que había mejorado bastante comparado con lo que hubo en las dos décadas anteriores, las de la posguerra dura – en 1956 el PIB alcanzó el nivel de 1935). Dos hermanos de mi madre estuvieron cerca de Zürich ya a principios de los setenta (o sea, diez años después de lo que la película cuenta) y este mismo año me he enterado de que ella misma estuvo pensando en ir, y de haberlo hecho seguramente nos habríamos perdido este autor y esta entrada.

Todo esto me ha parecido un buen pretexto para comparar la emigración española al resto de Europa de aquellos tiempos (décadas de 1960 y 1970) con la posterior (que es la mía) y la actual (post-2008, por así decirlo). Puede decirse que son muy diferentes, pero a la vez mantienen puntos comunes. En el plano anecdótico, a mí me hace bastante gracia una escena de la película en la que tras varios días en la pensión sin probar los cruasanes del desayuno los dos gañanes se enteran de que van incluidos en el precio, y más que nada me recuerda a mi primer vuelo en avión cuando las azafatas de Air France venían con las bandejas del desayuno y yo no sabía si a mí me iban a dar una, ni quería pagarla. Gañán que es uno,y problema que los gañanes de hoy ya no tienen por mor de la proletarización del transporte aéreo.

El filme me ha hecho pensar en datos sueltos de la historia social de hace cincuenta años (¿hacia qué año se impuso el uso del papel higiénico en Madrid?). Luego hay otros elementos que, aunque tengan cierta relación, ya ni se conectan con el nivel de renta… como la españolísima costumbre de llevar bocadillos y embutidos hasta al fin del mundo.

Hace ya unos sños (2001), en Edimburgo, tomando una pinta con un amigo que había venido de visita y me comentaba cómo habían mejorado las cosas, ya que en aquel momento los españoles en el extranjero hacíamos trabajos cualificados (el mío de por entonces era teleoperador) mientras que anteriores generaciones eran en la Europa civilizada el equivalente a los moros en España. Lo del estatus social por un lado, sí; pero mientras que mis tíos después de tres años en Suiza volvieron a España y se compraron un piso con sus ahorros, a mí los ahorros de los tres primeros años me habrían dado apenas para unos meses de alquiler.

Ya no creo que quede ningún sitio donde se pueda ganar diez veces más que en España, no sé si acaso Noruega o alguna dictadura del Golfo. Eso sí, hoy es el día en que mis tíos no hablan palabra de alemán, ni creo que se defendieran demasiado bien siquiera cuando estaban allá, mientras que yo tras tres años de emigrante creo que ya había aprendido a hablar inglés bastante decentemente y, me parece a mí, que para toda la vida. Como el concepto de necesidad me resulta impreciso, yo resumiría las cosas diciendo que, comparando con etapas anteriores, hoy por hoy los españoles emigran más por el estatus y menos por el dinero.

Total, que puede que sea por lo que me toca, pero tengo la impresión de que a esta película no se le ha dado el reconocimiento y la importancia que merece. Hubo también una segunda parte y la he visto, pero ésta en cambio me parece que no vale nada.