Espacio aéreo ucraniano

22/07/2014
En el avión

Sur de Ucrania desde el avión

Motivado por la desgraciada actualidad subo esta foto que hice en el avión de la extinta BMI atravesando el espacio aéreo ucraniano en agosto de 2011. Creo que la razón por la que la tiré era que en ese momento pasábamos cerca de Crimea, que se veía bien en el mapa. Me había quedado con la lástima de no habernos acercado a la península el año anterior, pena que después de la incorporación a Rusia se intensificó ya que me parece que en los próximos años va a quedar fuera de la lista de destinos practicables o al menos de los fáciles para los viajeros.

No recuerdo la trayectoria del avión, pero es imposible que siguiera hacia las zonas hoy por hoy complicadas de Donetsk y Lugansk. De hecho, creo que a partir de ese punto por encima de Crimea en el mapa, tuvo que producirse un cierto desvío del rumbo más hacia el sur para poder llegar a Tiflis evitando el Cáucaso.

Es curiosa la velocidad con la que evolucionan los acontecimientos. Han pasado ya unos meses de la anexión de Crimea en marzo. Muchos de mis compatriotas tienen el fútbol por medida de todas las cosas y es curioso pensar que la selección española de fútbol jugó partidos en Donetsk contra Francia y Portugal  en junio de 2012 y que más reciéntemente la Real Sociedad de San Sebastián ha hecho lo propio contra el equipo de la localidad en noviembre de 2013. Teniendo en cuenta el estado político-militar de la zona hoy por hoy, son ocho meses que parecen ocho décadas.


Bandera de la Columna Connolly

21/07/2014
Bandera de la Columna Connolly

Bandera de la Columna Connolly

El sábado estuve en el Museo Nacional de Irlanda (sección Artes Decorativas e Historia) que se encuentra en lo que fue un cuartel que llevaba el nombre de Michael Collins. Aunque he ido a menudo a los edificios céntricos del Museo (Arqueología e Historia Natural) hacía bastantes años que no pasaba por Collins Barracks. Así pues, hay bastantes cosas que comentar, pero démosles tiempo. De momento les dejo con una bandera conmemorativa que un grupo de estudiantes de bellas artes hizo en 1938 en homenaje a la Columna Connolly de la XV Brigada Internacional, los irlandeses que lucharon en la Guerra Civil Española en el bando republicano y que como ya hemos comentado en otras ocasiones fueron bastantes menos que los de la Bandera Irlandesa que combatieron junto a los sublevados.

Esta bandera fue realizada en Dublín y es más que probable que nunca haya sido vista en suelo español. La placa que la acompaña dice que contiene los nombres de algunos de los más de sesenta caídos irlandeses  de la columna y que 19 de ellos murieron en la batalla del Jarama de febrero de 1937. También que cuando se presentó la bandera, un cura republicano (¿en el sentido irlandés, en el español o en ambos?), el padre O’Flanagan, comparó sus accciones con las de los héroes del Levantamiento de Pascua de 1916. Forma parte de una de las exposiciones permanentes, llamada “Soldados y jefes”, que recorre la historia militar irlandesa desde tiempos arcaicos hasta las operaciones de los cascos azules que el ejército desarrolla en la actualidad. Hay tres o cuatro cosas sobre la Guerra Civil Española y mucho del periodo británico, que es la mayor parte de la historia irlandesa. Volveremos a hablar de guerras civiles hispánicas y no sólo de Jarama y Brunete, ya que la exposición trata extensamente el asunto de los soldados irlandeses que sirvieron a  a otras potencias europeas a lo largo de los siglos y que aquí conocen como Wild Geese[1].

En mi paso superficial, además de un cañón de la Armada Invencible he visto interesantes notas sobre Flandes, la guerra de sucesión y la de la Independencia, con especial atención al asedio de Gerona. Intentaré poner la mejor atención para recopilar algunos datos más con los que contarles algo más la próxima vez.

El patio del cuartel

El patio del cuartel

La exposición Soldiers & Chiefs

La exposición Soldiers & Chiefs

[1]  Sí, “gansos silvestres” pero la palabra ganso no tiene la misma connotación negativa en inglés. Por una vez no me parece adecuado traducir.

 


Liberty Hall (3)

20/07/2014
Una pegatina en un poste

Una pegatina en un poste

Caminando por Westland Row, cerca de la estación de Pearse me he encontrado con una señal de tráfico que tenía pegado un adhesivo que podría ser de homenaje a un edificio emblemático de la ciudad de Dublín del que hemos hablado en otras ocasiones:  Liberty Hall.

También es posible que la silueta del singular inmueble aparezca sólo como pretexto o símbolo de la idea de libertad, ya que el amplio concepto aparece en su nombre.

Quizá no debiéramos atrevernos a traducir algo tan difícil como el sinsentido de poema que viene a continuación pero siendo admiradores del gran Raphael de la Ghetto y toda la caterva de beatniks no hemos podido resistirnos:

Ciudad libertad

Dos pasos para adelante y tres pasos para atrás
Explotada, jodida, odiada, vendida, empacada, cocida, ensopada, mierda, meada, perdida, asaltada.
Si, bienvenidos a la puta ciudad libertad.

Traducción libérrima, advertimos.


Cena griega

19/07/2014
souvlaki-mythos-tzatziki

Souvlaki

Las pocas veces que he comido en un restaurante griego me ha gustado la experiencia. Son comidas por lo general ligeras y que me recuerdan mucho a cosas que también se comen en España. Ha sido una feliz coincidencia que hubiera un encuentro previsto con mis compañeros de fatigas del curro anterior la semana en que han decidido echarnos del actual. Al menos ya tengo un par de posibilidades apuntadas de sitios a los que ir a parar, aunque ninguna sea ideal, pero bien decía Tootsie que no creía en el infierno sino en el paro.

En Dublín hay un restaurante griego con nombre de isla jónica en el que se puede cenar incluso en fin de semana por 20€ y son dos platos postre y café. Es un precio que no está nada mal, para lo que es este mercado. De primero calamares fritos como los que ustedes españolitos de a pie ya conocen, después la brocheta de pollo llamada souvlaki (con patatas fritas y tzatziki) y de postre galaktoboureko, que sabe a hojaldre y natillas y que está muy bien si el baklava (la otra opción interesante) parece demasiado dulce. Hace años que no bebo alcohol pero esa forma de decirlo es un poco un mito al igual que Mythos es el nombre de la cerveza que quise probar.


Lagartijas

17/07/2014
Lagartija

Lagartija italiana

Algo que puede resultar interesante que tengan en común Hibernia e Hispania son los casos de distribución disjunta de algunas especies. Interesantes en el sentido de que son puntos en común que no comparten necesariamente con el resto de Europa. Los primeros casos que descubrí fueron de babosas y caracoles que vi en mapas del Museo de Historia Natural de Merrion square.

Hoy me he dado cuenta que la lagartija normal y corriente que tenemos en el norte de la península Ibérica, la zootoca vivípara, es la misma que hay en Irlanda (el único reptil de la isla, ya habrán leído en alguna otra parte lo de Patricio y las culebras) pero curiosamente hay un corte en la distribución y no se encuentra por el centro de Francia.

También he visto que no se encuentra en Italia y me he preguntado qué tipo de lagartija sería una muy colorida que fotografié hace cinco años en Toscana. Me he puesto a mirar a ver qué reptiles había en Italia y durante un rato y a causa del color de las fotos que he encontrado he estado bastante convencido de que se trataba de la lagartija siciliana (podarcis waglerianus) pero al parecer es una especie endémica que sólo se encuentra en la isla. Me parece que lo del color es un problema para las especies que mudan la piel. Lo más probable es que se trate de la vulgar lagartija campestre (Podarcis siculus), que también tiene su origen en Sicilia pero que puede encontrarse por toda la península itálica y por muchos más sitios.

 


Coste de la vivienda en Irlanda

16/07/2014

Espero que esta breve nota sea útil. Alguna gente me ha escrito preguntándome por la vivienda en Irlanda. Si es difícil conseguir alojamiento y qué tipo de precios pueden esperarse en Dublín. Hace unos días hablado de salarios y coste de la vida en general ya dije que en Irlanda los precios son bastante homogéneos en casi todo, con excepción de la vivienda, para lo cual el mapa puede dividirse en dos zonas: Dublín y el resto.

Alquiler

Alquiler (Fuente: http://www.scsi.ie)

La mayoría de los que me han preguntado son personas que vienen solas a estudiar inglés o a trabajar un año, así que están más interesadas en compartir piso que en alquilar uno para ellos solos, lo cual obviamente resultaría más caro. Según veo en un informe actualizado, el precio promedio para alquilar una vivienda en Dublín es de 1.290€ al mes y de 613€ fuera de la capital. Confirmo que coincide con la realidad que yo puedo apreciar en anuncios que veo por ahí y en conversaciones informales (a veces esas estadísticas, ya se sabe…) En Dublín estos casi 1.300€ dan para un apartamento de dos habitaciones en el centro, o para una casa de tres ya bastante lejos (como a una hora en coche). Hay cosas más baratas, en el centro hay apartamentos de una habitación por unos 800€ o algo así. Para las habitaciones, una simple división nos lleva a pensar que es difícil conseguirlas por menos de 500€. Antiguamente se movían muchas habitaciones en el tablón de anuncios de USIT, una agencia de viajes que está justo al lado del puente de O’Connell, pero me imagino que hoy en día casi todo funcionará por Internet en las dos páginas especializadas: DAFT y MyHome.ie .

 

Compra

Compra (Fuente: http://www.scsi.ie)

Luego está el precio de comprar una vivienda, que si hace unos años estaba imposible a finales de 2012 se puso en menos de la mitad que el pico de la burbuja de 2007. Aunque en 2013 ha subido bastante y se discute si hay una mini-burbuja o un ajuste, los precios siguen siendo relativamente asequibles en comparación con los salarios. También pueden observarse las dos zonas, Dublín y resto, de que hablábamos. A día de hoy, por menos de lo que cuesta un piso en una capital de provincia española uno puede conseguirse algo parecido a una mansión con terreno en algunas zonas del oeste de Irlanda. Allí no hay demasiados empleos, es una lástima, pero puede estar bien para alguien que quiera jubilarse en un paraje bucólico y a quien no le moleste demasiado la lluvia. En Dublín, dependiendo de la zona y el tipo de vivienda, habrá que contar como mínimo con entre 200 y 300 mil euros, más cerca de lo segundo que de lo primero.


Persianas y bidés

15/07/2014

La foto de un bidé en la Wikipedia

A lo mejor he contado alguna vez lo de que en Irlanda no acostumbran a usar persianas. Yo puedo dormir perfectamente con luz, pero algunos extranjeros lo pasan mal en verano, cuando empieza a clarear antes de las cinco de la mañana. Es una de las diferencias culturales de las que tardé en darme cuenta ya que por fortuna puedo vivir (y dormir) sin persianas. Tampoco la contraventana es un invento que haya hecho furor en tierras hibérnicas. La solución más habítual para evitar la luminosidad es la cortina translucida y, a lo sumo, pueden encontrarse algunas persianas de estilo veneciano que yo en España sólo había visto en oficinas y negocios pero nunca en domicilios particulares.

También voy a decir que me parece que lo de la persiana española tiene que ver no sólo con que no entre luz sino también con protegerse de las miradas indiscretas. Cuando fui a vivir a Holanda me sorprendió mucho lo de ir paseando por la calle y ver la sala de estar de todos los vecinos. Allí leí que era una consecuencia de la cultura calvinista y una forma de mostrar que en esa casa no pecaban ni tenían nada que ocultar. Si esa fuera la explicación o una parte importante de la misma, la diferencia entre dos países de cultura católica como España e Irlanda podría estar en el mayor grado de desarrollo urbano de la primera, que implica una mayor cantidad de transeuntes de cuya mirada ponerse a salvo.

Dejando a un lado las persianas, voy a decir que más aún tardé en percatarme de lo de los bidés: en Irlanda no hay bidés. La razón de mi omisión debe de ser que también puedo vivir perfectamente sin ellos. Cuando era pequeño solía utilizar el de casa de mis padres para lavarme los pies. Probablemente era muy crío cuando el éxito de  la canción de La Trinca y en aquel momento no llegué a entenderla en toda su intensidad pero sí recuerdo el gag en la película de Cocodrilo Dundee y el buen hombre no me pareció tan primitivo.  Cuando digo que en Irlanda no hay bidés tómenselo con cautela: quiero decir que no lo había en ninguna casa que yo haya habitado ni en ninguna en que yo haya visitado los aseos. Supongo que alguno debe de haber, como también habrá persianas en algún lado. En todo caso no es lo habitual.

Esta es una entrada para mi sección de diferencias culturales. A diferencia de otras en las que comparo Irlanda y España, o en puridad las zonas que conozco de ambas, creo que ésta de los bidés es más bien es una de tantas diferencias que hay entre las islas Británicas y la Europa continental. Me ha lanzado a escribirlo un artículo con estadística que he encontrado en la página de la BBC donde preguntan qué hacen los británicos cuando se encuentran en un lugar en el que hay un bidé. Hay algunos ejemplos creativos (el artículo es secuela de otro en el que la autora inglesa se enamora del invento). Aunque no les guste oírlo, los irlandeses suelen ser iguales en 90% a los británicos, así que harán parecido:

  • 30% lo utilizan para lo que debe ser
  • 12% lo utilizan para alguna otra cosa
  • 58% no lo utilizan

En ese 12% podría estar yo lavándome los pinreles. Ya no lo hago porque en casa no tengo bidé, claro.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 217 seguidores